Cuidar una mascota le enseña valores a los niños

Mascota PMPR3

En muchas ocasiones llega una mascota al hogar para complacer el deseo de nuestros hijos por un animalito para jugar. En otras ocasiones puede llegar de manera inesperada, pero siempre será acogida por el sentimiento de nobleza de nuestros niños. En cualquiera de los casos, cuando los niños son mayores de seis años, podemos enseñarles que tener un animal no es sólo para diversión, sino que implica una serie de acciones para poder brindarle el bienestar y cuidado que requiere. Al enseñarles cómo cuidar una mascota les estás enseñando a tus hijos valores humanos que les servirán en su desarrollo emocional. Niños a partir de los cinco años pueden ayudar a los adultos en el cuidado de las mascotas y si son mayores de ocho años, pueden tener mayores responsabilidades bajo nuestra supervisión.

Mascota PMPR4

En nuestro caso cuando Guillermo tenía seis años recibió un pez betta, al cual tenía que cuidar por un periodo de tres semanas para alcanzar un mérito como Cub Scout. El día que su pez le fue entregado recibió una orientación y las tareas que debía realizar para cuidarlo bien. Guillermo, a su corta edad, pudo captar todas las instrucciones sobre el cuidado. Le daba comida a su pez “Scouty” todas las mañanas antes de ir a la escuela y todas las tardes cuando regresaba a la casa. Los sábados Guillermo con la ayuda de Mariel limpiaba la pescera. Nuestro hijo pudo alcanzar su mérito de Cub Scout en ese tiempo, por lo cual estaba muy contento, pero para nosotros lo más importante es que pudimos ver cómo él desarrolló un sentido de responsabilidad, compromiso y confianza en sí mismo al cuidar a su pez. El pez duró más de 3 años. Ahora a sus 11 años quiso tener  otro betta como mascota, ya con más capacidad y responsabilidad lo atiende solo.

Mascota PMPR5

También Mariana tiene la misma responsabilidad con su güimo- “Guinea Pig”-, que cuida hace 3 años. A diferencia del pez, el güimo requiere más atención y mantenimiento.

 

Es muy importante que como padres demostremos a nuestros niños que podemos contar con ellos al cuidar la mascota del hogar. Ellos pueden estar a cargo de tareas sencillas como llenar los platos o envases con la comida y el agua, bañarla, secarla y peinarla. Cuando se les asignan tareas para cuidar a las mascotas, los niños van asumiendo responsabilidad y respeto hacia los seres vivos y conciencia sobre cómo todos debemos aportar en el hogar. Desarrollamos su carácter como personas compasivas, responsables, amorosas, con iniciativa propia, auto confianza y liderazgo. No pienses que tus hijos de seis a ocho años no pueden encargarse de cuidar a sus mascotas; ellos te demostrarán que sí pueden hacerlo. Antes de que llegue un animal al hogar, es muy importante hablar con los niños sobre las responsabilidades con las que se deben cumplir. Nosotros vamos enseñándoles cómo hacer las cosas para dejar que ellos las hagan por sí mismos. Enséñales que cuando cuidamos bien a nuestra mascota, ésta se siente feliz y puede expresarnos su cariño. Una regla de la vida que aprenderán, es que cuando cuidamos y tratamos bien a los animales, así también lo haremos con todos nuestros semejantes.

Nota del Editor: Las gallinas no son mascotas comunes, ni apropiadas para niños. Aunque se pueden adaptar a los humanos desde que nacen, no se recomienda tenerlas dentro del hogar. 

Mascota PMPR6

Valores en la educación de tus hijos

Ser padres en esta época implica un reto muy grande en la educación de nuestros hijos, ya que debemos filtrar constantemente toda la información que reciben a través de la poderosa influencia de las tecnologías de comunicación. La educación directa de los padres hacia sus hijos es esencial en su desarrollo como personas independientes y futuros adultos. Es nuestra responsabilidad proveer una educación que comprenda la enseñanza de valores y conocimientos prácticos sobre la vida y el comportamiento en nuestra sociedad. Entre los valores esenciales para fomentar un sano desarrollo y buena educación de nuestros hijos, comparto esta lista para que pueden guiarte en tu labor como padre.

Piccolo Mondo Valores 3

  • Amor – Es la expresión de sentimientos nobles hacia las personas que nos rodean. Es mostrar a nuestros seres queridos y los que nos rodean, cuánto nos importa que estén bien y girar nuestras acciones hacia ese sentido de bienestar de nuestro prójimo.
  • Compromiso – Va más allá de atender nuestras obligaciones, pues conlleva un deseo de hacerlas con el mejor empeño y el máximo de nuestras capacidades, buscando el mejor resultado.
  • Compasión – Se refleja cuando ayudamos a las demás personas y seres que nos rodean, atendemos sus necesidades y estamos dispuestos a brindarles nuestro apoyo en momentos de dificultad.

Piccolo Mondo Valores 2

  • Honradez – Es respetar lo que no es nuestro, obrar con rectitud, reconociendo lo que está bien o está mal, para tomar las acciones correctas sin hacer daño a otros.
  • Identidad nacional – Es un sentimiento de respeto y orgullo hacia nuestro país, trasmitido a través de generaciones mediante elementos como la cultura y el idioma. Conlleva asumir un compromiso de beneficiar y resaltar a nuestro país (La Borinqueña).
  • Responsabilidad – Es cumplir con nuestras obligaciones y ser prudentes y conscientes de cómo nuestras decisiones y actos afectan a los demás.
  • Sinceridad – Es expresar nuestras opiniones sin la influencia de terceros, tomando en cuenta que no debemos herir a los demás.
  • Laboriosidad – Implica el aprecio hacia la realización de un trabajo, entendiendo que debe hacerse bien y con una buena actitud, pensando en que ese trabajo nos sirve, tanto a nosotros, como a los demás.
  • Obediencia – Es respetar y cumplir con las leyes y normas de la familia, la escuela, organizaciones y la sociedad en general.
  • Puntualidad – Es cumplir y estar a tiempo en el lugar indicado, en la fecha y horarios según lo acordado con las otras personas.
  • Tolerancia – Es mostrar una actitud razonable hacia las diferentes ideas y costumbres de las personas aunque sean contrarias a las nuestras.
  • Gratitud – Es dar las gracias en todo momento por todo lo que tenemos y estar conscientes de que somos afortunados.

Piccolo Mondo Valores

Te exhorto a que discutas estos valores esenciales con tus hijos. Hay muchas fuentes, como libros de cuentos y películas cuyas historias enseñan a los niños diferentes situaciones en las que se actúa de acuerdo a valores esenciales como éstos.

Cuéntanos de qué manera has enseñado a tus hijos sobre los valores.