El primer día de clases

primer día de clases1

En el mes de agosto siempre iniciamos el año escolar y nos preparamos para la experiencia de un nuevo grado, nuevas maestras y compañeros ya conocidos o por conocer. En el primer día de clases los padres o tutores no tan solo debemos llevar a nuestros hijos al colegio o escuela, sino también sacar el tiempo de acompañarlos a sus salones y saludar a sus maestras y compañeros de clase. Tus niños se sentirán confiados y apoyados en ese día de tanta emoción.

En nuestro caso, Guillermo y Mariana empiezan este año en un colegio nuevo.  Mariel asistió a la primera reunión de padres donde se presentaron los maestros y se habló de los métodos de trabajo de cada uno. Ese día yo no estuve presente por motivo de trabajo y aunque mamá piccolo me contara, yo me sentía en el deber de saber quiénes serían los maestros de los chiquillos.  Yo soy quien los lleva al colegio todas las mañanas y Mariel es quien los recoge en las tardes luego de salir de su trabajo. Ella es quien diariamente los atiende y dirige en sus estudios y proyectos escolares, mientras yo estoy en mi turno de trabajo y no puedo verlos hasta la mañana siguiente. El tiempo mañanero es mi espacio para estar con ellos y saber cómo les ha ido en el día anterior y qué esperan del que comienzan.

primer día de clases2

En su primer día de clases en el nuevo colegio, Mariana y Guillermo estaban un poco nerviosos. Yo los acompañé a llegar a sus salones y esperé a que llegarán sus maestras para presentarme.  Aproveché y empecé a conocer a los compañeros de salón de cada uno. Hablé con mis hijos sobre ayudarse el uno al otro cuando lleguen  diariamente al colegio.  Guillermo puede ayudar a Mariana a llevar el bulto a su salón en un segundo piso. Mientras estaba con ellos seguían llegando más niños y Mariana no soltaba mi mano.  A pesar de que ya está grande y segura de sí misma, todavía siente la necesidad de apoyo de nosotros. A veces no te expresan lo que sienten pero uno lo percibe. Le pregunté si estaba nerviosa y me dijo que sí, pero que estaba lista para sus nuevos retos. Me despedí de ellos y estaban super contentos. Yo me sentí bien porque pude conocer el ambiente de la escuela  y conocer los maestros y compañeros nuevos. Después del primer día ya podré dejarlos en la entrada del colegio y despedirme con la esperanza de verlos en la noche si cuando llegue están despiertos. Si no al otro día podré tener mi preciado tiempo mañanero con ellos.

 

Cada etapa de sus vidas, será un reto nuevo para nosotros.  Queremos lo mejor para ellos y que estén bien siempre pero nosotros también debemos dejar que ellos aprendan a manejarse por sí solos. Nosotros le damos el empujón en sus nuevas experiencias, el resto lo deben asumir ellos. Tú apóyalos siempre.

¿Cómo son los primeros días de clases de tus hij@s?

Mis retoños: una foto con la naturaleza

Processed with VSCO with c9 presetEste día de los padres estoy celebrando con una foto especial junto a mis hijos, una foto que representa mi pasión por las aventuras en contacto con la naturaleza y la unión paternal a mis hijos. Una imagen que nos remite a momentos como las visitas a los bosques donde el radiante verdor y los sonidos nos permiten sentir paz, tranquilidad y nos revitalizan. Nos gusta separar espacio para conectarnos con la naturaleza y al mismo tiempo crear conexiones con nuestros hijos. Estar con ellos al igual que estar en la naturaleza me da energía para seguir adelante, para seguir creciendo como persona.

Ser padre es dedicarle tiempo a tus hijos y ver tus retoños crecer y florecer.

Piccolo Mondo PR Nature Photo

Les comparto una reflexión, que Mariel y yo elaboramos acerca del concepto de las fotos:

Como un árbol que da fruto y germina

Me visualizo como un árbol, con un tronco fuerte, ramas muy verdes y lleno de frutos. Por mis raíces corren los nutrientes que hacen que tenga un follaje verde y abundante que provee sombra y oxígeno.  Si la tierra es fértil, hay suficiente luz y agua, el árbol  podrá dar buenos frutos y de sus semillas podrán germinar nuevos árboles. Esa tierra fértil simboliza los valores y creencias positivas que inculco a mis hijos para que se desarrollen como personas de bien. Los nuevos árboles que retoñan representan a mis hijos. La luz solar representa el regalo de sabiduría que recibimos de parte del Padre Supremo, quien nos guía en esta faena de ser padres. El agua es el ejemplo que yo les ofrezco a mis hijos con mis acciones, mi paciencia y mi amor. Mis retoños crecerán y se desarrollarán para dar nuevos frutos y germinar nuevos árboles. Si soy un árbol y mis hijos los nuevos retoños, me imagino un bosque con árboles maduros y jóvenes, que veo como símbolo de todos esos padres que dedican su vida a la crianza de sus hijos y a estar con ellos nutriéndolos de amor, felicidad, valores y creencias positivas.

Estas metáforas se convierten en imagen fotográfica, en estos retratos junto a mis dos hijos, donde yo represento un árbol y mis hijos mis retoños. Los artistas fotógrafos Bárbara Cruz Morales y Fernando Samalot hicieron realidad estas imágenes. Estas son el regalo que quería tener en celebración de este día de los padres.

Piccolo Mondo PR

Nature Photo

Aquí les muestro imágenes de detrás de las cámaras del proceso de creación de estas fotos logradas mediante el trabajo de “ornamentación vegetal del cuerpo” de Bárbara Cruz Morales ( @aymishi ) y fotografía de Fernando Samalot ( @simonebirch). Bárbara creó un concepto de fotografía artística que incorpora vegetación y flores como elemento que reviste y rodea a los retratados. Le llevamos nuestra idea del árbol, siendo la primera vez que IMG_3003trabajarían con el concepto de un tronco para mi retrato y con una foto grupal. Ellos se dieron a la tarea de realizar nuestras fotos. En el proceso no utilizan luces artificiales, sólo la luz natural del espacio exterior en horas de la tarde.  Así mismo, toda la vegetación y elementos orgánicos que cubren nuestros cuerpos es recogida de la naturaleza. Fui literalmente vestido con la corteza de un tronco y mis hijos cubiertos con hojas. Bárbara y Fernando lograron estas maravillosas imágenes que tendremos por nuestras vidas para rememorar mi relación con mis hijos. Una relación en la que se ha fomentado el amor, la protección y la admiración por la naturaleza.

Para contacto de los artistas:
Bárbara y Fernando / Nature Body Art Photo Session
Simone Birch / Website: www.oneislandonejourney.com

Mi roto en el pantalón 

IMG_8157

Ví este roto en el pantalón de Guillermo el año escolar pasado y recordé que en mi niñez pasé por lo mismo. Mis pantalones del uniforme del colegio tenían las mismas roturas que eran remendadas con parchos.

Mi reacción al verlo con los pantalones rotos pudiera ser regañarlo o castigarlo por estar sin control en la escuela cayéndose precipitadamente y exponiéndose a accidentes. Sin embargo, “me pongo en los pantalones de él”, es decir en su lugar, para pensar en el significado que puede tener su pantalón roto.  Llegué a la conclusión de que la rotura de su pantalón es la consecuencia de cómo mi hijo suelta la energía contenida durante las tres horas de estar sentado en un pupitre -que no tiene sentadera acojinada- antes y después del receso de almuerzo. Cuando suena el timbre de salir a almorzar y tener una hora en la que también puede ir al patio de la escuela,  se pondrá eufórico y se sentirá plenamente libre. Entiendo perfectamente que su hiperactividad en el periodo libre tiene plena justificación y solo pude decirle que evite los accidentes.

El año escolar terminó con todos sus pantalones rotos. No sé, si este año escolar 2016-17 la historia sea diferente pero le hemos pedido que tenga mas cuidado en su actividad física, algo que sabemos es difícil para su edad.

Es necesario tomar conciencia que nosotros como adultos que somos, tenemos la capacidad, responsabilidad y experiencia necesaria para ponernos en el lugar de nuestros hijos para comprender sus situaciones.

#FotoMomento: Conversando

FOTOMOEMENTOS GUILLO Y YO

En uno de los pasados días lluviosos estuve conversando con Guillermo, una charla en la que con toda confianza me estuvo hablando de sus situaciones en la escuela con otros compañeros, las cosas que le gusta hacer y también de la gorra que yo usaba antes que ahora es de él. Me estaba bien gracioso que cada vez que empezaba a contarme algo me decía: “Tu sabes, papi…”   y yo le respondía; “No sé, tú me vas a contar”…. Para mí los 20 minutos de conversación acostado en la cama con él, fueron especiales. Y esta foto representa ese momento.

Espero tener estas mismas conversaciones cuando sea “teenager”… por algo se empieza.

Saca un ratito con tus hijos y habla con ellos, crea una conversación de lo que sea..