Cómo animar a tus pequeños a levantarse

Piccolo Mondo PR NiñosLevantarse por la mañana siempre ha sido una tarea difícil para todos, pero más para los niños. Si trabajas fuera del hogar, es un reto animar a tus hijos escolares a levantarse cada día. Mi esposa estuvo a cargo de hacerlo, pero como ella trabaja lejos de nuestro hogar y en la ruta hay congestión vehicular, los niños tenían que levantarse muy temprano y la rutina mañanera era difícil. Cambiamos nuestra rutina y ahora yo me encargo de ellos. El cambio ha facilitado que estén más dispuestos a levantarse y prepararse. Planifica con tu pareja la responsabilidad de levantar y preparar a los niños en la mañana para ir a la escuela.

Aquí comparto ideas para animar a tus hijos y facilitar la rutina mañanera:

  • La noche anterior, ubica en un lugar cerca de la cama la ropa, zapatos y accesorios que van a usar.
  • Prepara las meriendas de la escuela la noche anterior. Deja listas las meriendas que no necesitan refrigeración y por la mañana sólo saca de la nevera las meriendas frías.
  • Levántense en un plazo entre una hora a 45 minutos antes de la hora de salida.
  • Primero se pueden preparar los padres y después los niños.
  • Si tienes que preparar desayuno, puedes optar por cereales fríos o calientes instantáneos, yogurt y frutas.
  • La noche antes, acomoda en el vehículo los bultos de la escuela.
  • Mantén un itinerario fijo: la hora de levantarse, el tiempo de preparación, la hora de salir de la casa. Considera el tiempo que te toma llegar a la escuela y el estado del tráfico.
  • Establece una rutina para que los niños se duerman temprano. En las noches evita exponerlos a largas actividades físicas y programas de televisión que vayan a afectar su sueño.
  • Si tienes más de un hijo, identifica quién se prepara más despacio y levántalo primero.

Levanta a tus niños de forma cariñosa como:

  • dándoles besos, caricias o cosquillas
  • cantándoles una canción
  • preguntándoles si soñaron algo o si durmieron bien
  • contándoles algo que tú soñaste
  • anima a tus hijos hablándoles de lo bien que lo pasarán en la escuela
  • prende una luz tenue

El manejo del tiempo y la paciencia son importantes. Inculca en tus hijos una buena actitud mañanera. En mi caso he creado una rutina que incluye el juego, humor, música y selfies.

Recuerda que si te levantaste tarde, no trates de levantar de mala forma a tus hijos. Ellos poco a poco se adaptarán al horario y alguna vez te darán la sorpresa de que se levantaron solos y se vistieron. Levantarse es un proceso que cada niño debe afrontar y aprender con nuestro ejemplo. Establecer rutinas de horario y preparación en la mañana les ayuda a desarrollar virtudes como la responsabilidad y la puntualidad.

Y tú, ¿cómo te las ingenias para animar a tus hijos a la hora de ir a la escuela?