Un cuarto lleno de estrellas

 

Hace mucho tiempo cuando yo era joven había una fiebre de tener los cuartos decorados con estrellas y planetas de neón que brillaban con un “blacklight” y yo fui uno de los que siguió la moda. Recordando eso decidí buscar por internet si todavía vendían las estrellas o motivos espaciales para hacer lo mismo en los cuartos de los chiquillos.  Esta sería la alternativa que haría que mis chiquillos dejaran de estar metiéndose en mi cama por las noches. Llenar el techo de sus cuartos con estrellas brillantes en la oscuridad les mantendría entusiasmados y les ayudaría a quedarse a dormir en sus cuartos mientras imaginaban que el cielo estrellado estaba encima de ellos y las estrellitas iluminaban su espacio.

Conseguí un juego de 750 estrellas por AMAZON para dividir entre los dos cuartos. El proceso fue un poco difícil ya que el techo tiene textura y no permitía que el adhesivo que traen las estrellas funcionara.  Tuvimos que pegar las estrellas con pega UHU,  y teníamos que sostener cada estrella en el techo hasta que se secara la pega. Quedamos rendidos pero el resultado final valió la pena. Ver como todos juntos en familia nos acostamos en la cama de los chiquillos a mirar las estrellas fue un gran momento. La escena del cielo estrellado los ayuda a ejercitar su imaginación y a perderle el miedo a la oscuridad.

Voy a sortear entre las personas que nos comenten en esta entrada un paquete de 150 estrellas para que hagas el ejercicio en el cuarto de tus pequeños. Sólo escríbenos qué te pareció la idea, en la sección de comentarios de esta entrada aquí abajo, así estarás participando en el sorteo.