Finca de girasoles de Guánica

Finca Girasoles Guanica

Es nuestra costumbre pasear por nuestra Isla en la búsqueda de lugares de interés para disfrutar en familia. Uno de los lugares que recientemente descubrimos se encuentra en un pueblo de la costa sur: Guánica. Se trata de una finca donde se siembran girasoles.  La finca es una empresa familiar entre padre e hijo, que de una pequeña siembra de girasoles se ha convertido en un negocio de venta de girasoles al por mayor en Puerto Rico. A través de las redes sociales el público se ha ido enterando de la finca El Girasol y van a visitarla. En los fines de semana llegan sobre doscientas personas diariamente quienes son atraídos al lugar para apreciar estas hermosas flores y sobre todo tomarse fotos entre ellas.  El dueño de la finca te recibe personalmente y te deja caminar por la siembra.  Si deseas comprar girasoles para llevarlos contigo, te facilitan una tijera para que camines por la siembra y cortes los que te gustan.  Descubrimos en nuestra caminata que hay girasoles de diferentes variedades y colores. Entre ellos nos llamaron la atención los girasoles de color vino.  Puedes estar allí un buen rato y ver cómo las abejas se deleitan en el centro de estas majestuosas flores que en sí mismas son como soles que irradian color a nuestra vista.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aproveché la visita para regalarle unos girasoles a mi esposa Mariel que celebraba su cumpleaños ese día.  Fueron los chiquillos quienes tuvieron la oportunidad de escoger y cortar los girasoles para Mariel. En la finca también se siembra maíz y puedes ver en los terrenos aledaños otros tipos de hortalizas.

 

Disfrutamos mucho la visita y mis hijos pudieron apreciar el valor de cultivar la tierra y cómo es una finca en un valle costero. Ellos conocían las fincas de la montaña sembradas de chinas, plátanos y café de sus abuelos maternos. Experiencias como ésta nos ayudan a conocer los esfuerzos y trabajo de nuestros agricultores. Agradecemos  la amabilidad del dueño de la finca y su lindo gesto de obsequiarle a Mariana un ramo de girasoles.

Finca El Girasol