Sé un buen ejemplo para tus hijos

Siempre he escuchado la frase, “ese salió igualito a ti, inquieto y travieso”. ¿Qué verdad hay en esto? Las experiencias que he tenido con mis hijos me indican que sí tiene sentido. Cuando yo era chiquillo me gustaba mucho aventurar, esconderme, trepar árboles, chuparme el dedo y buscar la manera de llamar la atención. Cuando tienes a tus hijos y los ves creciendo, notas que hacen algunas cosas igual que tú. Algunas cosas se les enseña, pero otras son cosas que hacen de forma automática repitiendo lo que hacías a su edad, sin tú habérselas enseñado.

Tus hijos te observan todos los días y ellos aprenden de tan sólo mirarte, hay que tener presente que ellos no saben lo que es bueno o malo, es algo que aprenderán de tu ejemplo copiando tus acciones. Cuando sean adultos conservarán muchas de las cosas que aprendieron de sus padres durante la niñez. Una cosa son los genes y otra cosa el modelo que ven en ti. Por ejemplo, si dejas la ropa tirada cuando llegas de trabajar, ellos lo verán y lo asumirán como algo que es normal, entonces copiarán ese modelo aprendido de tus acciones. Si quieres educarlos para que hagan las cosas adecuadas, primero tienes que empezar contigo, ya que tu ejemplo les enseña cómo deben comportarse. ¿Para qué regañarles cuando hacen algo incorrecto que aprendieron de ti? Primero modifica tu conducta y explícales que todos nos equivocamos pero que podemos trabajar juntos para mejorar.

A veces puedes pensar que tus hijos sólo aprenden cosas positivas en la escuela. Pero a veces aprenden malos comportamientos de sus compañeros de clases. Por ejemplo, ellos a veces deciden no comer sus habichuelas porque algún amigo no las quiso comer. Nuestro rol de padres es demostrarles lo que está bien y lo que está mal. Tenemos que estar pendientes a todos los detalles desde que comienzan a desenvolverse en otros ambientes.

Como padre quieres que tu hijo(a) vaya por el buen camino, que aprenda lo bueno de ti y no de tus defectos. Explica a tus hijos desde temprana edad cuáles son los comportamientos correctos y cómo evitar los incorrectos. Enseña lo entretenido que es compartir en familia y respetarse unos a otros. Pienso que inculcarles el valor de la familia tendrá buenos frutos en el futuro, como por ejemplo, cuando sean adultos valoren compartir con sus padres y nos traten con igual amor que nosotros a ellos. Nuestros hijos aprenderán muchas cosas de nosotros, qué mejor aprendizaje que demostrarles todos los días lo importante que son en nuestras vidas. Así ellos aprenderán a respetar y valorar a los demás.

¿Tus hijos te imitan? Cuéntame qué cosas hacen igual que tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s