Mi roto en el pantalón 

IMG_8157

Ví este roto en el pantalón de Guillermo el año escolar pasado y recordé que en mi niñez pasé por lo mismo. Mis pantalones del uniforme del colegio tenían las mismas roturas que eran remendadas con parchos.

Mi reacción al verlo con los pantalones rotos pudiera ser regañarlo o castigarlo por estar sin control en la escuela cayéndose precipitadamente y exponiéndose a accidentes. Sin embargo, “me pongo en los pantalones de él”, es decir en su lugar, para pensar en el significado que puede tener su pantalón roto.  Llegué a la conclusión de que la rotura de su pantalón es la consecuencia de cómo mi hijo suelta la energía contenida durante las tres horas de estar sentado en un pupitre -que no tiene sentadera acojinada- antes y después del receso de almuerzo. Cuando suena el timbre de salir a almorzar y tener una hora en la que también puede ir al patio de la escuela,  se pondrá eufórico y se sentirá plenamente libre. Entiendo perfectamente que su hiperactividad en el periodo libre tiene plena justificación y solo pude decirle que evite los accidentes.

El año escolar terminó con todos sus pantalones rotos. No sé, si este año escolar 2016-17 la historia sea diferente pero le hemos pedido que tenga mas cuidado en su actividad física, algo que sabemos es difícil para su edad.

Es necesario tomar conciencia que nosotros como adultos que somos, tenemos la capacidad, responsabilidad y experiencia necesaria para ponernos en el lugar de nuestros hijos para comprender sus situaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s