Un memorable viaje a Pennsylvania

Hace 14 años, recién casados, decidimos comprar tiempo de vacaciones (time share). En ese momento no teníamos hijos y nos pareció muy atractiva la idea de asegurar un tiempo para vacacionar en complejos hoteleros. Hoy entendemos que fue una buena inversión que nos ha permitido viajar sin incurrir en gastos de alojamiento.  Nuestros lugares preferidos para vacacionar son los bosques y sitios de riquezas naturales. Entre estos viajes uno de los más memorables ha sido quedarnos en las montañas Pocono en Pennsylvania. Allí llegamos sin mucha idea de lo que veríamos, atraídos por la cercanía al centro recreativo Crayola Experience, el cual deseábamos visitar.  En el viaje descubrimos muchos parques y lugares de interés atractivos para viajeros como nosotros que deseamos disfrutar del esplendor de la naturaleza. Esos lugares eran de libre entrada y no requerían costos de visita.  Pudimos ver ríos, cascadas, bosques de pinos, un campo gigantesco de rocas, paseamos en tren por las montañas y visitamos el festival de la madera que se celebraba en las fechas que fuimos.

Otra cosa que disfrutamos muchísimo fue la fauna que encontramos.  Cada día teníamos un espectáculo de animales en su hábitat natural. Allí vimos osos negros, venados, mapaches, marmotas, pájaros carpinteros, ardillas, cuervos y salamanquesas.  También hicimos viajes fuera del bosque para disfrutar de otras atracciones turísticas en el estado. Un día visitamos el Parque de los chocolates Hershey y otro día el centro Crayola Experience. Otra cosa linda de este viaje fue hacer una visita a nuestra amiga Sol Cotto, una de nuestras fans en PA. Con ella experimentamos cómo se adaptan los boricuas a la vida en los estados y sentimos la cercanía de estar como en casa.

Este viaje fue hace unos años pero no queríamos dejar de escribir sobre nuestra experiencia. Sabemos que a alguien le podría interesar este destino de viaje, no solo a los de la Isla sino también a los amigos que están en Estados Unidos.

Por esto queremos compartirles qué hicimos en estas vacaciones y presentarles los lugares que visitamos en Pennsylvania.

Reserva natural DELAWARE WATER GAP

George W. Childs Park

El sitio de recreación George W. Childs es un antiguo parque estatal de Pennsylvania. Es un lugar de varias cascadas a lo largo de Dingmans Creek. Forma parte del Área de Recreación Nacional Delaware Water Gap desde 1983. Hay senderos para caminatas, área de picnic,  paseo tablado y puentes de madera para ver las cascadas y el río.  Factory Falls cae dos veces en el arroyo y ofrece una plataforma de observación cerca de un antiguo molino. Fulmer Falls tiene 56 pies de altura y es la más grande del parque.  El puente en la parte superior de Deer Leap Falls ofrece una mirada mágica a la cascada. En este parque nos dimos un chapuzón en una poza al pie de una cascada. El lugar es precioso.


Hickory Run Boulder Field

Esta área es un Monumento Natural Nacional desde 1967 y el Área Natural del Parque Estatal. El Boulder Field (campo de piedras) es un lugar sorprendente debido a su enorme extensión y ausencia de vegetación en un área de 400 pies por 1,800 pies completamente llena de piedras. Es un espacio que existe desde la época glacial. Algunas de las rocas miden hasta 26 pies de largo. Es un lugar bien impresionante por los millones de piedras en una planicie rodeada de bosque. Sólo estando allí puedes experimentar la inmensidad de la naturaleza. Es una experiencia indescriptible.


Lehigh Gorge Scenic Railway

Quisimos tener la experiencia de viajar en un legendario tren, así que viajamos al histórico pueblo Jim Thorpe para visitar el Parque Estatal Lehigh Gorge. El viaje de ida y vuelta en tren sigue el majestuoso río Lehigh sobre puentes a gran altura. Lo más que disfrutamos fueron las vistas escénicas y el sonido característico del tren antiguo. El pueblito es muy pintoresco y caminamos varias de sus calles para ver los edificios históricos.


Dingmans Fall / Creek

En esta localidad atravesamos senderos y paseos tablados por el bosque y las orillas del río. Vimos hermosas cascadas como la Silverthread Falls. La cascada tiene una caída de 80 pies en una delgada cinta a través de un estrecho canal.  El camino tablado termina en la base de Dingmans Falls, la segunda cascada más alta de Pennsylvania. Es un lugar absolutamente hermoso y allí nos sentimos como en otro mundo. Subimos a la parte más alta hacia un bosque de pinos donde hacía una brisa muy relajante y donde el piso de musgo daba un toque mágico. Antes de irnos visitamos una cabaña que es el centro de orientación del bosque y tienda. Allí encontramos una excelente selección de libros y exhibición de animales del bosque. Mariana hizo un dibujo de un pajarito y lo colgaron en una pared de exhibición. Los niños compraron libros entre ellos una guía de bolsillo de las huellas de los animales.


Grey Towers National Historic

Esta es una mansión histórica decorada con mobiliario de época y rodeada de hermosos jardines. Está ubicada en la parte alta de una montaña con vistas panorámicas del bosque. Entramos a la mansión y recorrimos sus habitaciones. En los predios pudimos disfrutar de un festival anual dedicado a la madera. Fue muy entretenido ver las bellezas que los artesanos de la zona hacen con madera. Como parte de los exhibidores estaba la Agencia Forestal de EEUU con demostraciones que incluyeron a una variedad de animales que se encuentran en el bosque. Nos impresionó ver un cuervo albino y un búho.


Otros lugares distintivos para el turismo de Pennsylvania que pudimos visitar:

Crystal Cave

Esta es una famosa cueva de la zona que ha sido habilitada con escaleras y senderos. La cueva es grande y tiene una profundidad de 125 pies con  varias cavidades. Se llama Cueva de Cristal porque las piedras de su interior tienen un brillo. Hacen grupos de visitantes y te ofrecen un recorrido guiado de una hora. Adentro de la cueva es un ambiente frío de 54 grados de temperatura. La cueva está bien iluminada por lo que puedes apreciar el interior y sus detalles y tomar buenas fotos. No lo teníamos en nuestros planes pero seguimos la recomendación de nuestra amiga Sol Cotto.


Crayola Experience

Localizado en Easton, Crayola Experience es un centro de entretenimiento para niños y familias donde experimentas con la creatividad. Está localizado en un edificio de tres pisos donde hay más de 25 atracciones para disfrutar y crear. Desde la crayola más grande del mundo hasta la presentación de un espectáculo en un anfiteatro-laboratorio que enseña cómo se fabrican las crayolas, este lugar es una fabulosa visita. Allí creamos nuestras propias crayolas personalizadas, con nuestro nombre en el papel que las cubre. También hicimos “magic markers”,  dibujamos en pizarras interactivas y creamos arte con crayolas derretidas. Los niños salieron con muchas páginas de dibujos para colorear y muy contentos con la experiencia.

Hershey chocolate world

¿Sabías que Hershey es el nombre de la ciudad de Pennsylvania donde fue creado este chocolate? Allí se ha creado el mundo de chocolate, un centro de atracciones enfocado en las delicias de esta marca de chocolates. Es un gran pabellón lleno de zonas donde puedes disfrutar  diferentes actividades. Estas incluyen un tour gratuito que te lleva en un carrito a través de las facilidades para que veas cómo es el proceso de creación del chocolate. También puedes ver una película 4d y crear tu propia barra de chocolate. ¡No saldrás de allí sin un chocolate!

Nuestro viaje a Pennsylvania fue muy divertido, desde las experiencias en el bosque hasta la diversión en las atracciones de Crayola Experience y el Hershey Chocolate World. Mariana y Guillermo recuerdan este viaje como el mejor de su vida y es que a corta edad vivieron muy bellas experiencias con los animales silvestres en su hábitat natural. Animales que sólo conocían por los libros o la televisión. De recuerdo traímos unas canicas que tienen unos insectos en su interior, libros y las fotos y vídeos que tomamos. Algún día ellos quieren regresar a Pennsylvania pero mientras tanto seguiremos descubriendo lugares nuevos para explorar.