Creciendo juntos

No buscamos ser los mejores padres del mundo, solo buenos padres para nuestros hijos. Estar presente en cada etapa de su crecimiento y disfrutar cada momento es una bendición. Mi certificación de crianza, es verlos ahora y decir que hice un buen trabajo. Ellos ofrecen lo que cultivaste en sus vidas. Les cultivamos valores, amor, respeto, responsabilidad, mucha imaginación y aprecio por la naturaleza y su disfrute.

Esto no termina aquí, falta un camino largo por recorrer, porque quiero que en un futuro si ellos deciden sean buenos padres también. Ser papá no limita mis sueños, porque junto a ellos los sueños se hacen realidad. Tienes la oportunidad de crear un mejor mundo a través de ellos. Siempre agradecido.


I Love My Kids