Nuestros pequeños tesoros y recuerdos

TESOROS2

Cada vez que visitamos algún lugar nuevo como parte de nuestras aventuras o viajes en familia, nos gusta explorar e identificar objetos llamativos de pequeño tamaño con el fin de llevar un recuerdo tangible de cada uno de los lugares que visitamos. Mis hijos han tomado de manera espontánea la práctica de recolectar objetos que les llaman la atención cuando visitamos diferentes espacios naturales.  Los objetos que recolectan pueden ser desde una hoja, a una rama hasta una pequeña piedra.  Recuerdo que una de las cosas que Guillermo recolectó en uno de nuestros paseos fue un palo delgado de bambú.  A ese palo de bambú, luego le dimos un uso práctico: se convirtió en su primera caña de pescar.  ¿Qué solemos recolectar?

En la playa

Guillingas Island

Guilligan Island

Allí hemos recolectado caracoles, corales secos o un poquito de arena, conchas pequeñas, fósiles de erizos y cosas diminutas que parecen curiosas.

En el bosque

Bosque Guilarte

Bosque Guilarte

En el bosque los niños han recogido hojas y ramas secas, semillas de árboles y pequeños troncos

En los ríos

Charco Hondo

Charco Hondo

En los ríos recolectamos algunas piedras pequeñas de colores y formas que nos llaman la atención.

Algunos de estos objetos como recuerdos de estos lugares los hemos podido guardar en  jarras de cristal.  Los objetos se han convertido en una colección de pequeños tesoros que decoran nuestro hogar. Otras personas utilizan esos pequeños recuerdos para acompañar sus fotos. Cuando nos gusta algún objeto en algún lugar de los que visitamos pero no podemos llevárnoslo a nuestra casa como recuerdo, le tomamos una foto. Así es que tenemos fotos muy bonitas de cangrejitos, plantas o flores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recolectar pequeños tesoros en los lugares que se visitan es una actividad que puedes hacer con los chiquillos. Hay personas que forman colecciones muy bonitas de objetos y los colocan en muebles como curios o tablillas.  Nosotros tenemos pequeños detallitos en tablillas y topes de mesa que nos recuerdan esos momentos de disfrute y alegría en un lugar en particular.  Los chiquillos han colocado algunos pequeños objetos recolectados en sus escritorios como objetos que tienen un valor sentimental para ellos.  Conservar esos objetos es parte esencial de nuestra memoria personal.

Aquí compartimo una idea para guardar tu tesoro en envases de cristal:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recolectamos objetos con la conciencia de no dañar la naturaleza y nunca nos llevamos a la casa especímenes vivos. Los pequeños objetos naturales que recolectamos como recuerdos son regalos que la naturaleza nos ofrece. Protégela!!!

GEOCACHING CON NIÑOS

La primera vez que escuché la palabra Geocaching fue en el 2011 en un vídeo de un Youtuber de Arizona (Micah Stubz) quien hace vídeos con su familia y para ese entonces mostró que se había comprado un GPS (Global Positioning System: sistema de posicionamiento global) para buscar geocaches. Me estuvo bien interesante y curioso esa actividad pero desde hace poco tiempo no vine a saber completamente de qué se trataba.

¿Qué es Geocaching?

Es una actividad global que todo tipo de personas pueden realizar  como pasatiempo y que está basada en la aventura de llegar a lugares específicos para encontrar un tesoro oculto. Esta aventura de buscar  “caches”, “geocaches”, ”tesoros”, ”treasure hunt” o “geoescondite”, se realiza por medio de la identificación de unas coordenadas, pistas y datos del lugar donde se encuentra escondido el “caches” y cómo ubicarlo.  El “cache” es un  contenedor que cuando lo abres encuentras diferentes artículos. No todos los ”cache” son del mismo tamaño y cada persona que coloca un “cache” decide lo que va. Cada tesoro encontrado tiene una libreta o un cuaderno donde el descubridor apunta su nombre para que quede registrado (logbook) cuantas personas han encontrado el “cache”.  El descubridor del “caches” puede llevarse el objeto guardado  pero a cambio tiene que dejar otro de igual o mayor valor.  Los objetos colocados como “caches” generalmente son de poco valor y pueden estar guardados en bolsas impermeables o en cajas.  El “cache” está bien escondido y la aventura de localizarlo se convierte en un reto que a mi me remite a la imagen de los piratas que a través de un mapa llegan hacia el tesoro marcado con la X. También hay un programa (o plugin en inglés) para Google Earth que marca todos los lugares alrededor del mundo donde están ubicados los “cache”.

¿Qué necesitas para hacer Geocaching?

Sólo tener un dispositivo GPS o un teléfono móvil con GPS con la aplicación de Geocaching y una membresía gratis en Geocaching.com.  La membresía te permite participar como geocacher y tener un registro de todos los “cache” que has encontrado o que puedes dejar. Copio el enlace de la aplicación para Iphone x $9.99 http://itunes.apple.com/app/geocaching/id292242503?mt=8

Tesoros para encontrar en Puerto Rico

Hace unos  meses  descubrí que podíamos hacer geocaching en Puerto Rico y que hay tesoros escondidos por toda la Isla. Gracias a Christian Ortega y su canal de vídeos alternos (VLOGS) de LaVidaDeChristian supe que en Puerto Rico se hace esta actividad. El empezó hace poco y le ha gustado mucho el geocaching.  El siguió todos los pasos para registrarse, bajar la aplicación y empezar a buscar “caches” en diferentes partes de la Isla como una actividad diferente y entretenida. Tuve la oportunidad de que él me explicara un poco sobre cómo y dónde hacer geocaching. Nos fuimos a la plaza de Gurabo donde la aplicación indicaba que había un “caches”. Fui con Guillo para experimentar esta nueva aventura con los chiquillos y él estuvo bien pendiente de todo lo que estábamos hablando, vio el mapa en el celular  y le mencioné que estábamos buscando un tesoro. Entonces abrió los ojos, se entusiasmó mucho y empezamos a buscar. Un dato curioso que me explicó Christian es que cuando se busca un ‘cache’ en lugares públicos hay que disimular nuestra búsqueda para que la curiosidad de los que observan, llamados “los muggles” no vaya a poner en riesgo el “caches”.  Se llaman “muggels”(personas sin magia de la película  Harry Potter), pues en este caso son personas que no saben del Geocaching y pueden descubrirlo y eliminarlo. Encontramos el “cache” bien escondido y tuvimos que explicar a varios “muggels” que estaban en la plaza que estábamos haciendo otra cosa y esperar que se movieran del lugar para sacarlo y que Christian firmara el papel de registro de firmas.   A Guillo le gustó tanto la búsqueda del tesoro que quería encontrar más.  El esperaba que dentro de esa cápsula hubiese un gran tesoro como ocurre en las películas, pero todos los “caches” son distintos y algunos sólo tienen un papel y un lápiz.

Esta experiencia me permitió conocer otra actividad o aventura que puedo realizar con los chiquillos mientras visitamos diferentes lugares de la Isla.  Esta es otra alternativa de entretenimiento para los niños y para los padres también. El valor que veo en el geocaching es que también tiene un elemento educativo, pues cuando te van dando las pistas del lugar donde se encuentra el “caches” te facilitan datos históricos del lugar en donde estás o dónde está oculto el “caches”. El geocaching se convierte así en una experiencia de adquisición de nuevo conocimiento reforzada por el entretenimiento.

Encontré que hay asociaciones de Geocachers en Puerto Rico, grupos que se reúnen y hacen vídeos también.

Artículo de Primera Hora de Geocaching: http://www.primerahora.com/muchomasqueunabusquedadetesoros-499550.html

Página oficial de Geocaching:  http://www.geocaching.com

Vídeo / Que es GEOCACHING (ingles)