¡Ser papá!

aypapa 5

Ser padre es un reto diario, cada día uno aprende algo nuevo. No soy un padre perfecto, tengo mis momentos de frustraciones y desilusiones. Estar con mi familia es lo más que anhelo cada día. Pueden pensar que hacemos muchas cosas juntos pero, solamente en algunos fines de semanas o vacaciones es que tengo todo mi tiempo para ellos. Como la mayoría, tengo un trabajo remunerado de tiempo completo que me permite tener un estilo de vida en el que podamos tener tranquilidad de que las necesidades son cubiertas. Deseo hacer cosas diferentes con mis hijos para que me recuerden y vean mi compromiso como padre. Quiero estar presente en sus vidas  y dedicarle el tiempo que necesitan.

La familia es primero.

Por eso se creó este proyecto donde dejo mi legado a ellos. Mientras mis hijos siguen creciendo nuestras experiencias van cambiando. También pasamos por transiciones debido, tanto a los cambios de días libres y horarios de trabajo en los que no coincido con mi familia, así como el hecho de que los niñ@s han ido creciendo.  Aún con los retos, sé  que estamos haciendo algo bueno y diferente. Nos entretenemos con nuestros inventos.

aypapa 4

Aunque el tiempo pasa volando y estoy en otra etapa de mi vida, todavía sigo luchando por estar con ellos. Creo que lo más difícil ha sido el no poder acompañar a mi esposa Mariel y poder ayudarla en la casa cuando están con ella. Pongo de mi parte en ayudar en la cocina con #PapiCocina, y dejarle a ellos la cena hecha para que mamá pueda atender a los chicos en las tareas de la escuela al llegar a la casa luego de trabajar. Ayudo en dos o tres cosas en el hogar, pero siempre siento que no es suficiente mi aportación como padre en la casa. Hemos tenido nuestros momentos difíciles por mi ausencia en la rutina diaria.

En busca del balance.

Los chicos están más grandes y ya entienden el esfuerzo que estoy haciendo para compartir con ellos dentro de esta rutina no normal que tenemos como familia. Y es que en la semana de trabajo no los veo. Compartimos en un tiempo bien limitado.

Dentro de todo, siento que estoy haciendo un buen trabajo, no por todo lo que muestro en las redes de Piccolo, si no como la gente reacciona por los buenos valores que demuestran los chicos a su prójimo, lo servicial y cariñosos que son. Escuchar esos halagos valen mucho. Son unos niños muy sensibles y maduros.

aypapa 7

Yo no quiero ser el mejor padre del mundo, solo quiero ser el mejor padre para mis hijos.

Nuestras aventuras y viajes son nuestra estrategia para fortalecer nuestra unión y compensar nuestra falta de tiempo juntos. Buscamos hacer cosas que nos unan y nos diviertan para crear buenos recuerdos. Aunque algunas veces no sale como planeamos, siempre disfrutamos el viaje. A veces con tan solo ver televisor, jugar y hablar con ellos, me da la satisfacción de aprovechar el tiempo perdido.

Las carencias que tengo han sido una manera de fortalecer la comprensión de lo importante que es poder atender a la familia como la prioridad. Espero seguir motivando a otros padres y madres sobre la importancia de nuestros hijos y familia.

Ser padre es una bendición y un reto que nunca acaba, a pesar de los encontronazos del diario vivir, nunca me rendiré de lograr que mi familia sea feliz.

Un hijo es el motivo por el cual cada día decidimos seguir adelante, no es la única opción sino la mejor decisión.

OCHO PUNTOS QUE HARÁN DE TU HIJO MÁS CREATIVO

Los pequeños nacen sin un molde preestablecido, como un lienzo en blanco que construyen con el paso del tiempo gracias a las herramientas que los padres utilizan para formar el camino de sus hijos. De ahí nace la importancia de desarrollar la imaginación y creatividad desde temprana edad.

Las nuevas inteligencias destacan a la creatividad como la principal herramienta para la resolución de problemas, mejor comunicación y empatía con las demás personas. Es tarea de los adultos que rodean a los pequeños – padres y maestros – el ayudarlos a que se tornen creativamente activos, a través del juego e imaginación y que plasmen sus pensamientos en dibujos y creaciones.

Es importante revistar los ocho tipos de inteligencias que según el psicólogo estadounidense Howard Gardner*, existen. A continuación destacamos cómo identificar cada una de ellas en los pequeños:

  • Lógico-matemática: Fácilmente resuelven problemas numéricos y se inclinan por actividades como armar rompecabezas, juegos de memoria y la tecnología.
  • Lingüística: Tienen facilidad con los idiomas y la comunicación. Sus actividades favoritas son los juegos de palabras, escribir cuentos y platicar.
  • Artística o espacial: Define a los pequeños con habilidades especiales para el dibujo, las manualidades y la pintura. “El arte les ayuda a estimular la creatividad a través de colores, sensaciones, trazos e imaginación. Incrementa la capacidad de concentración y permite que los pequeños expresen sus emociones por medio de los trazos”, resalta Adrián Romero, Gerente de Mercadotecnia para Crayola Latinoamérica.
  • Musical: Se inclinan especialmente por todo lo auditivo, cantar, tocar instrumentos y escuchar melodías son sus actividades preferidas.
  • Cinestésico-corporal: Está ligado a las actividades físicas. Son pequeños que aman el deporte, el baile y cualquier actividad que implique estar en movimiento constante.
  • Naturalista: Amantes de la naturaleza. Poseen un cariño especial por los animales, las plantas y todo lo que los rodea. Aman explorar y el contacto con la naturaleza.
  • Intrapersonal: Son niños independientes que se conocen a sí mismos y comprenden sus sentimientos.
  • Interpersonal: Es de pequeños sociables que tienen la facilidad de trabajar en equipo y son muy empáticos.

“Siempre es tiempo de voltear y ver a nuestros pequeños para que, en un mundo tan digitalizado, sea el proceso creativo e intelectual una herramienta adicional que les permita triunfar en todo aquello que hagan”.

Crayola tiene como propósito brindar las herramientas necesarias, tales como colores, marcadores y pinturas, para auxiliar a los niños en el desarrollo de su creatividad e imaginación, las cuales juegan un papel fundamental en muchas de estas inteligencias, con el fin de contribuir a forjar adultos creativamente activos desde el primer trazo, como señalan expertos de la talla de Gardner y quien reconoce que desde pequeños podemos descubrir los talentos con los que brillamos.

Es importante subrayar que cada niño es único y aprenden de manera diferente, por eso observarlos y descubrir qué tipo de inteligencias poseen es vital, así como identificar que en ocasiones podrían contar con más de una característica a destacar y se deben impulsar.

Suministrado por Crayola