Mamá y papá enfermos, cómo manejarlo con tus hijos

tylenol padres

*Este post es parte de una alianza con TYLENOL® Puerto Rico. Todas las opiniones son de PiccoloMondoPR.

Hace un tiempo pasó algo que nunca había pasado en mi casa. Me enfermé y mi esposa que nunca se enferma también se contagió con mi enfermedad. Llegó el momento en que los dos estuvimos de cama al mismo tiempo con fiebre, dolor general y síntomas de catarro. Lo más difícil de esto fue levantarnos para atender a nuestros hijos en el día a día. Tareas como llevarlos a la escuela, cocinarles, estudiar con ellos y mantenerlos entretenidos tuvimos que turnarlas entre el que mejor se sintiera. Era bien difícil porque cuando uno está enfermo lo que quiere es estar tirado en una cama. Pero no dejamos que los síntomas nos tumbaran. Entre sopitas calientes, baños tibios, pañitos de alcoholado y la prontitud de un tratamiento con tylenol PMacetaminofén pudimos ir combatiendo los síntomas de la enfermedad. En las noches tomábamos Tylenol PM que nos ayudaba con nuestros síntomas y al mismo tiempo nos facilitaba dormir bien. Pudimos continuar nuestra rutina porque nuestros síntomas se aliviaban con el acetaminofén y porque habíamos descansado en las noches. Como los niños están un poco más grandes (7 y 9 años) les hablamos de nuestra situación de enfermedad y que necesitábamos su cooperación en algunas tareas. Les tuvimos que hablar de dos conceptos importantes: la dependencia y la independencia para que pudieran entender que en ese momento necesitábamos que ellos lograran ser independientes en las cosas que podían hacer solos. Tuvimos mucha cooperación de ellos y nos dimos cuenta que a veces subestimamos a nuestros niños. Nos sentimos muy orgullosos de lo capaces que fueron y de su sentido de responsabilidad y empatía.

Compartimos esta experiencia para que dialogues con tus hijos temas importantes que les ayudarán a manejar diferentes situaciones en la vida. Háblales de la cooperación, de cómo pueden ayudar a mamá y papá en el hogar y qué esperarían de ellos si un día mamá y papá se enferman. Háblales de lo importante de aprender a manejarse solos en tareas sencillas como prepararse alguna comida fría; de lo importante de cumplir con sus obligaciones como levantarse y vestirse solos. De que esperamos que ellos se conviertan en personas independientes.

¿Tus hijos pequeños te han ayudado cuando haz pasado alguna enfermedad? Nos gustaría escuchar tu historia.

Aprende las dosis de medicamentos para tus hijos

tylenol dosis

*Este post es parte de una alianza con TYLENOL® Puerto Rico. Todas las opiniones son de PiccoloMondoPR.

Cuando somos padres primerizos pasamos por la experiencia de tener que aprender sobre medicamentos para niños y medidas para administrarlos a nuestros hijos. Y es que en los primeros años de vida de nuestros hijos, como sus pequeños cuerpos están desarrollando su sistema inmunológico, la manera natural de que esto ocurre es que se enferman con más frecuencia y la fiebre es el síntoma más común de ello.  Los adultos, por ejemplo, podemos pasar un catarro sin mayores complicaciones que una congestión nasal pero un infante o un niño tiene otros síntomas ya que su escasa cantidad de anticuerpos aún no les permite combatir los gérmenes de las enfermedades comunes. Cuando pasamos por la experiencia de lidiar con los episodios de fiebre de nuestra primera hija tylenol medidascuando era bebé,  tuvimos que consultar cientos de veces una tabla de dosis de medicamentos que teníamos en un libro para padres primerizos. Primero tuvimos que aprender cómo tomar las temperaturas corporales de nuestra bebé e identificar cuáles eran las temperaturas normales y las febriles de acuerdo a su peso y edad.  Igualmente tuvimos que aprender cuál medicamento era el apropiado para tratar fiebre en niños y las dosificaciones correctas de acuerdo a su peso. Recuerdo cuando aprendimos que otra manera de llamar a una cucharadita de medicamento eran los 5 mL.  Fueron muchas las noches que pasamos cuidando a nuestros niños con fiebre, dándoles medicamentos y baños de agua tibia hasta esperar que amaneciera para llevarlos al pediatra.  Siempre logramos manejar la situación con éxito, pues nos habíamos educado y teníamos siempre nuestra tablita de temperaturas y dosis de medicamentos a la mano. Pensando en los padres primerizos que necesitan aprender sobre el manejo de la fiebre en sus hijos queremos compartir la información sobre temperaturas y dosificaciones de acetaminofén que tanto nos ayudó a nosotros.

Fiebre

Según la medicina, la temperatura promedio normal del cuerpo es de 98.6° F (37° C). Según el parámetro médico en los infantes menores de 3 años si la temperatura es mayor de 100.4°F (38°C) se considera fiebre y en mayores de 3 años se considera fiebre si es mayor de 100°F (37.8°C).

fiebre

Fuente: The Complete and Authorative Guide, Caring for your Baby and Young Child. The American Academy of Pediatrics.

 

Fiebre y dosis de medicamentos

Para la fiebre y dolores asociados en infantes y niños los medicamentos recomendados por los médicos son el acetaminofén y el ibuprofeno. Es importante leer y seguir las instrucciones de las etiquetas para las dosis adecuadas y la frecuencia para administrarlas según el peso de su hijo o la edad. Aquí les compartimos información preparada por Tylenol en un formato de tabla fácil de interpretar.  En la tabla también puedes  identificar cuál de los tipos de medicamentos disponibles en forma líquida o en tableta son recomendados según el peso y edad hasta los 11 años.  Nunca administre a los niños medicamentos para adultos, ni siquiera en cantidades pequeñas.

Esperamos que esta tabla les sea de mucha utilidad, tanto como lo es para nosotros.

DOSIS MEDICAMENTOS

Oriéntate sobre el Chikungunya

Tynenol

*Este post es parte de una alianza con TYLENOL® Puerto Rico. Todas las opiniones son mías.

En Puerto Rico se ha declarado una epidemia por el contagio del virus Chikungunya y es importante que estemos orientados para prevenir la propagación del contagio, identificar los síntomas y conocer las medidas para aliviarnos ante un contagio de este virus. Queremos ayudar a crear conciencia sobre un tema tan importante como prevenir y atender las enfermedades en este caso ante esta epidemia que ha tocado las casas de muchos.

Compartimos algunos datos que pueden ayudar a detener la epidemia y combatir los síntomas de esta enfermedad.

1) Prevención

  • Evita criaderos de mosquitos en tu casa. El virus se transmite por picadas de mosquitos infectados.
  • Mantén tu casa cerrada para evitar la entrada de mosquitos.
  • Protégete con repelentes de mosquitos cada vez que salgas al exterior. Están disponibles en el mercado unas pulseras muy efectivas que repelen insectos.
  • Puedes mantener en los exteriores de tu casa velas de citronella.
  • Sal al exterior con ropa que cubra tus brazos y piernas.
  • Evita visitar lugares infestados de mosquitos o con incidencias de contagio por el virus.
  • Mantente alerta a los casos de contagio del virus en tu comunidad.
  • Una persona con el virus debe evitar las picaduras de mosquitos y mantenerse recluido en su casa por lo menos siete días.

2) Conoce los síntomas de un contagio

  • fiebre
  • dolores de cabeza
  • dolores musculares
  • dolores de las articulaciones
  • náuseas
  • cansancio
  • erupciones cutáneas

3) Visita tu médico si sospechas un contagio y sigue sus indicaciones

El médico podrá ordenar pruebas para detectar el virus y te dará medicamentos para aliviar los síntomas ya que no existen medicamentos para combatir el virus. Un medicamento efectivo para los dolores que ocasiona el virus es el acetaminofén como TYLENOL®.

4) Administra los medicamentos recomendados

Es muy importante que administres las dosis correctas del acetaminofén y lo uses según se indique. Para los adultos, TYLENOL® Extra Strength provee alivio rápido para el dolor de articulaciones, de cabeza, espalda y musculares.

El Centro para el Control de Enfermedades Infecciosas ha desarrollado la siguiente hoja de información sobre el virus Chikungunya.

Chikungunya Información para el público CDC

Aportemos a bajar las incidencias de contagio de este virus y a evitar que afecte a nuestras familias y a nuestras comunidades.