Un recorte por papá

recorte1

*Este post es parte de una alianza con JOHNSON’S ® Baby Puerto Rico. Todas las opiniones son mías.

A mi hijo Guillermo aún siendo un niño pequeño le preocupa su apariencia física. Es un niño que le gusta verse bien y le encanta estar bien peinado, arreglado y oloroso. Como padre me disfruto los gestos de ese lado vanidoso de mi niño y cómo muestra su cara de felicidad cuando le decimos que se ve guapo con su pelo o su vestimenta. He tenido la oportunidad de atender mucho a mis hijos, de prepararlos para ir a la escuela y de peinarlos diariamente. Aprendí a peinar a mi hija Mariana, a quien aprendí a hacerle dos rabitos con una compartidura muy derechita que hasta mi esposa se sorprende. Perdonen el auto halago pero me siento muy orgulloso de hacer esto por mis hijos. También me aventuré y de manera autodidacta me he convertido en el estilista de mis hijos. Me equipé con las herramientas necesarias y comencé a recortarlos yo mismo.

Recortar a mis hijos se ha convertido en una rutina bien divertida y especial para ellos. Guillermo se sienta y me da indicaciones derecorte2 cómo desea que lo recorte. Una vez terminamos el recorte tenemos la ventaja de que como estamos en el baño de nuestra casa, él se mete a darse una ducha para lavarse el pelo y retirarse los vellos que han caido en su cuerpo. Esta parte del lavado de cabeza Guillermo, es de las más divertidas pues con el champú podemos hacer espuma y jugar. Lo mejor es que el champú que usamos, el Johnson Baby Shampoo, no irrita los ojos y le deja su pelo bien limpio, suave y oloroso.

Si te aventuras a recortar a tus hijos te digo que es algo que crea una relación de mucha confianza entre padres e hijos. Además tus hijos sienten un orgullo muy grande al ver que papá o mamá los recortan para que estén lindos.

Comparte con nosotros:

¿Te haz atrevido a recortar a tus hijos? ¿cómo ha sido la experiencia?

Aprende las dosis de medicamentos para tus hijos

tylenol dosis

*Este post es parte de una alianza con TYLENOL® Puerto Rico. Todas las opiniones son de PiccoloMondoPR.

Cuando somos padres primerizos pasamos por la experiencia de tener que aprender sobre medicamentos para niños y medidas para administrarlos a nuestros hijos. Y es que en los primeros años de vida de nuestros hijos, como sus pequeños cuerpos están desarrollando su sistema inmunológico, la manera natural de que esto ocurre es que se enferman con más frecuencia y la fiebre es el síntoma más común de ello.  Los adultos, por ejemplo, podemos pasar un catarro sin mayores complicaciones que una congestión nasal pero un infante o un niño tiene otros síntomas ya que su escasa cantidad de anticuerpos aún no les permite combatir los gérmenes de las enfermedades comunes. Cuando pasamos por la experiencia de lidiar con los episodios de fiebre de nuestra primera hija tylenol medidascuando era bebé,  tuvimos que consultar cientos de veces una tabla de dosis de medicamentos que teníamos en un libro para padres primerizos. Primero tuvimos que aprender cómo tomar las temperaturas corporales de nuestra bebé e identificar cuáles eran las temperaturas normales y las febriles de acuerdo a su peso y edad.  Igualmente tuvimos que aprender cuál medicamento era el apropiado para tratar fiebre en niños y las dosificaciones correctas de acuerdo a su peso. Recuerdo cuando aprendimos que otra manera de llamar a una cucharadita de medicamento eran los 5 mL.  Fueron muchas las noches que pasamos cuidando a nuestros niños con fiebre, dándoles medicamentos y baños de agua tibia hasta esperar que amaneciera para llevarlos al pediatra.  Siempre logramos manejar la situación con éxito, pues nos habíamos educado y teníamos siempre nuestra tablita de temperaturas y dosis de medicamentos a la mano. Pensando en los padres primerizos que necesitan aprender sobre el manejo de la fiebre en sus hijos queremos compartir la información sobre temperaturas y dosificaciones de acetaminofén que tanto nos ayudó a nosotros.

Fiebre

Según la medicina, la temperatura promedio normal del cuerpo es de 98.6° F (37° C). Según el parámetro médico en los infantes menores de 3 años si la temperatura es mayor de 100.4°F (38°C) se considera fiebre y en mayores de 3 años se considera fiebre si es mayor de 100°F (37.8°C).

fiebre

Fuente: The Complete and Authorative Guide, Caring for your Baby and Young Child. The American Academy of Pediatrics.

 

Fiebre y dosis de medicamentos

Para la fiebre y dolores asociados en infantes y niños los medicamentos recomendados por los médicos son el acetaminofén y el ibuprofeno. Es importante leer y seguir las instrucciones de las etiquetas para las dosis adecuadas y la frecuencia para administrarlas según el peso de su hijo o la edad. Aquí les compartimos información preparada por Tylenol en un formato de tabla fácil de interpretar.  En la tabla también puedes  identificar cuál de los tipos de medicamentos disponibles en forma líquida o en tableta son recomendados según el peso y edad hasta los 11 años.  Nunca administre a los niños medicamentos para adultos, ni siquiera en cantidades pequeñas.

Esperamos que esta tabla les sea de mucha utilidad, tanto como lo es para nosotros.

DOSIS MEDICAMENTOS

Disfraces taínos para la familia

Disfraz taino familiar PiccoloMondoPR

Cada vez que se acercan las fiestas de disfraces en octubre, comenzamos la tarea de idear disfraces que sean representativos de una familia, pues disfrazarnos no es algo que dejamos sólo a los chicos sino que también papá y mamá nos disfrazamos. El año pasado se me ocurrió la idea de hacer unos disfraces de indios taínos pues pasaríamos una noche de diversión familiar en el Museo de la Universidad de Puerto Rico, que organizó la actividad el “Museo Encantado”.  En esa ocasión el Museo de la UPR presentaba “Guaca”, una exposición que mostraba el legado material de nuestras culturas indígenas, así que la familia Piccolo se convertiría en la tribu “Piccolox” para esa noche.  No teníamos mucho tiempo para preparar nuestros disfraces y pensé que la forma más fácil de resolverlo era ir a comprar unos ya fabricados.  Sin embargo, al ver el precio excesivo de los atuendos tan sencillos disponibles en el mercado, decidí que era algo muy fácil de hacer con poco presupuesto.  Así que sin máquina de coser, sin ser costurera y con pocos materiales, en su mayoría disponibles en nuestra casa, en cinco días estuvieron listos nuestros cuatro disfraces.  Les comparto un poco del proceso.

Disfraz Taino Piccolo Mondo

Materiales:

  • tela de saco
  • soga de yute
  • pega de manualidades transparente
  • tijeras
  • t- shirts en color crema
  • caracoles
  • papel con gráficas de símbolos taínos
  • cartulina
  • cuchilla Exacto
  • pintura en aerosol color negra
  • cinta de medir
  • plumeros de colores
  • rafia
  • diademas elásticas
  • pelucas de pelo largo lacio y negro
  • lápiz de maquillaje negro

Proceso de producción:

Nuestros disfraces consistieron en unas camisetas (t- shirts) decoradas con símbolos taínos, falditas o “naguas” de saco, camisillas de saco, penachos, collares y pulseras de caracoles, accesorios de paja en las piernas y maquillaje.

Disfraz Taino Piccolo Mondo

1. Camisetas, camisillas y falditas de saco:

Como era de noche y era necesario que tanto mi hijo Guillermo como José tuvieran el torso cubierto, decidimos usar unas camisetas que decoramos con símbolos taínos.  Todos usaríamos unas falditas o tapa rabos y Mariana y mamá usarían unas camisillas de saco.  Para las faldas y las camisillas tomé las medidas del cuerpo de cada uno: largo hasta las rodillas, cintura y torso.  Se cortaron dos paños de tela para fabricar las faldillas y dos paños de tela para las camisillas.  Usé como patrón para mi camisilla y la de Mariana, una blusa que sólo llevaba costuras a los lados pues la parte del cuello donde se unía el paño frontal y el trasero, estos se amarraban con un hilo. Las faldillas se cortaron como dos tapas de saco y se unieron por la cintura con un hilo. Para pasar el hilo por cada paño de saco, se dobló y se pegó la tela en un extremo, dejando un canal para pasar la soga de yute. Una vez seca la pega se pasó la soga de yute por el canal de la tela usando una aguja construida con un palito de madera. Unidos los dos paños de tela con la soga estos se ajustaban a la cintura para cerrar la faldita. Se decoró con una serie de caracoles pequeños el final de los hilos de la faldita. Con las camisillas se usó pega para unir las telas y se hizo el mismo canal para pasar la soga de yute que unía la parte de arriba de la camisilla. Debajo de las faldas llevábamos unos pantalones elásticos color crema.

2. Diseños impresos de las camisetas y falditas

Para dibujar los símbolos taínos de las camisetas y falditas buscamos en el internet una serie de imágenes que reproducían los diseños. Los diseños se ampliaron al tamaño necesario para que resaltaran en las camisetas y falditas.  Ya impresos en papel, los diseños se pegaron en una cartulina y se procedió a cortarlos con una cuchilla.  Para que funcionen como plantilla los diseños deben conservar un borde sólido de cartulina, pues lo que vas a usar es la parte vacía que queda en la cartulina una vez cortas el diseño.  José consiguió diseños del coquí taíno, el sol, el pájaro, la Mujer de Caguana, el bebé y diseños geométricos que usamos para el borde de las faldas.  Para fijar los diseños en las telas utilizamos pintura negra en aerosol.  Para pintar tienes que cubrir toda la camisa con papel de periódico alrededor de la plantilla o estarcido.  Sólo debe estar visible el diseño cortado cuando vayas a rociarlo con pintura.  Cuando rocías esperas unos minutos antes de retirar el estarcido. SIMBOLOS TAINOS print

3. Penachos

Para hacer los penachos usé unas diademas de elástico que  venden comercialmente.  A esas diademas se les hizo una cubierta de tela de saco, de un grosor de dos pulgadas. Se compraron unos plumeros de limpiar de diferentes colores brillantes y sacamos  nuestra colección de conchas marinas.  Cortamos las plumas de los plumeros y organizamos las conchas por tamaños, sacando cuatro conchas grandes para decorar el centro del penacho. En la superficie de tela de saco pegamos los caracoles y las plumas en la parte de arriba haciendo un diseño alto en el centro.

Disfraz Taino Piccolo Mondo

4.  Collares y otros accesorios

Para hacer los collares o el “guanín” de los caciques usamos también parte de nuestra colección de caracoles recolectados.  Como los caracoles tenían pequeños huecos, metimos la soga de yute por los mismos.  También usamos  collares de caracoles que tenía en casa.  Cargamos con una maraca de cuero que tenemos en casa y otra maraca de semillas fabricada en Sur América.

Disfraz Taino Piccolo Mondo

5. Adornos de las piernas

Para las piernas se fabricaron unos adornos de rafia.  Estos se hicieron anudando los hilos de rafia a una soga como si estuviéramos haciendo una falda de hula hawaiano. En las piernas nos colocamos unas pulseras de caracoles que producían un sonido bien particular al andar.

DISFRAZ TAINO Piccolo Mondo

6. Apariencia del pelo y maquillaje

Los taínos tenían el pelo lacio y oscuro así que busqué pelucas de pelo largo negro para mí y para Mariana. Para el maquillaje del rostro acudimos a imágenes que recrean el mismo. Usamos lápices de color negro para hacernos algunos diseños en las mejillas y frente.

Disfraz Taino Piccolo Mondo

7. Zapatos

Aunque se entiende que los indios andaban descalzos, nosotros en esta época no, así que usamos sandalias color crema o chancletas de playa.

Hacer nuestros propios disfraces ha sido una experiencia muy entretenida y de mucha satisfacción.  Lo mejor de nuestros disfraces de taínos es que los podremos re-usar mientras los chicos estén pequeños, para actividades escolares como la celebración de la puertorriqueñidad o de la herencia taína.  Los guardaremos como un objeto de significado familiar y quién sabe si formarán parte de nuestra herencia cuando seamos abuelitos.

Disfraz Taino Piccolo Mondo

Comparte con nosotros cómo haz fabricado tus propios disfraces y si logras hacer los de taínos que hemos compartido aquí.

¡Nos alegrará ver cómo disfrutan esta actividad con su tribu familiar!