5 árboles que marcan mi vida desde mi niñez

Niños y Arboles

La naturaleza nos brinda paz y libertad

Cuando era niño sentía pasión por estar trepado en los árboles. Estar encaramado en ellos me permitía despejarme y sentirme como en la jungla, algo así como ser parte del cuento ‘Jungle Book’ o Tarzán. Recuerdo que desde los 6 años comencé a trepar en los árboles de alrededor de mi casa y las casas de mis familiares.  No había quien me bajara de los árboles, sentía que ellos eran mi casa y jugaba con la imaginación. Varios árboles marcaron mi niñez y aún son parte de mi vida adulta, aquí comparto mi recuerdo de esos árboles.

Primer árbol ( Árbol de acerola )

En mi casa había un árbol de acerola en el que logré poner un pedazo de madera para siempre estar sentando en él.  No era un árbol tan grande, pero me gustaba estar allí, me sentía grande en esos momentos. Recuerdo que jugaba a ninja y esa era mi base. Mi padres tuvieron que cortar el árbol porque se enfermó. Tuve que buscar otro árbol para jugar.

Segundo árbol ( árbol de mangó )

En la casa de mis abuelos paternos encontré mi otro árbol, un árbol de mangó bien grande. Lo trepé y me lo disfruté. Desde la copa veía todos los techos de las casas y además disfrutaba de unos ricos mangoes cuando estaba en temporada. Sí, mis padres se asustaban de mis aventuras en el árbol, ya que era muy alto y casi no me podían ver. A veces no duraba mucho, pero al final entendieron que era mi sitio de relajación porque supuestamente era muy “hiperactivo”. Al pasar el tiempo también cortaron el árbol, ya que las raíces estaban casi debajo de la casa y estaban expandiendo el hogar.

Tercer árbol ( árbol de María )

En la parte frontal de la casa de mis abuelos había un pequeño árbol de María, bien redondito, perfecto para una cueva. Allí estuve, en mi otro lugar de juego y sitio de consolación. Pero este árbol al estar en espacio público fuera de los predios de la casa,  era un poco peligroso según mis padres, pues estaba expuesto a extraños que pudiesen pasar por el área. Además, pensaban que me podía escapar para otro lado, ya que para esos tiempos salir a la calle era prohibido para mí.

Cuarto árbol ( árbol de Quenepa )

Este árbol era mi favorito, aunque representaba un susto para mi abuela materna todo el tiempo. En este árbol me sentía en el aire, con una vista al solar y la casa. Era bien alto y difícil de trepar, un reto; pero me sentaba siempre en una rama gruesa a comer quenepas y a respirar de su oxígeno.

Arbol Niñez

Quinto árbol ( árbol de Almendro )

Este árbol es especial, porque este árbol lo sembré yo y lo estoy viendo crecer diariamente. Este árbol es el que tengo en mi hogar actualmente, donde ahora mis hijos trepan y me disfruto verlos jugar. Donde sueño construir una plataforma para poder tener una casa de árbol en la que pueda seguir imaginando con ellos y disfrutar lo que les queda de su niñez. En donde sueño que en el futuro veré a mis nietos jugar.

La vegetación cerca de nuestro hogar es importante para fomentar el contacto de nuestros hijos con lo natural, además de que la vegetación y los árboles purifican el ambiente y relajan la vista. Quería compartir con ustedes estas anécdotas de mi niñez que suelo revelarle a mis hijos, porque siento que puedo ser un buen padre si ellos ven que aquello que hacen es parte de lo que yo mismo he vivido y les fomento.

¿Qué árbol trepaste cuando eras niño? Comparte también esos recuerdos. 

El mundo diverso de una madre militar

Militar Mom Mothers Day

Con motivo del Día de las Madres, al igual que en años anteriores, decidimos invitar a una madre de mi familia a escribir sobre su experiencia de maternidad. Compartimos la historia de mi hermana Marta Ileana Sánchez, una madre ejemplar que ha llevado su vida familiar en el servicio militar.

Para las mujeres en la milicia o casadas con militares no es fácil mantener todos los roles que desempeñamos, nos dividimos para cumplir cada rol de forma incondicional. Somos mujeres luchadoras, llevamos la responsabilidad del hogar en todas las facetas y la crianza de nuestros hijos cuando el soldado se encuentra ausente por motivos de trabajo. La vida militar nos ofrece beneficios, oportunidades, nuevas experiencias, retos, pero a la vez enfrentamos desplazamientos, mudanzas, cambios constantes y estrés.

Ingresé en la carrera militar en el año 2000 cuando terminé mis estudios universitarios en la Inter de Bayamón con un Bachillerato en Biología. La decisión de salir de mi país hacia los Estados Unidos fue para buscar un mejor futuro, oportunidades de empleo y aprender el idioma inglés. Serví en el ejército por 8 años con dignidad, orgullo y en representación de mi Isla. Culminé mi carrera con el rango de Sargento/ E-5 en el año 2009. Estoy orgullosa de ser la primera mujer en mi familia que siguió la carrera militar de mi abuelo paterno Corporal/ E-4 Godofredo Sánchez, Florida PR (1932 -1997). Siempre admiré el servicio militar de mi abuelo y cuando lo acompañaba a sus citas al Hospital de Veteranos me compartía su experiencia como soldado durante de la Guerra de Korea (1950 – 1953). También me identifico con mi abuela Gladys Cintrón (1936 -1989), tuvo que criar a sus hijos sola durante la guerra, estando embarazada de mi padre Francisco.

Madre Militar

Actualmente soy esposa militar de un soldado activo de la rama del Army. Llevamos 13 años de casados y soy una madre orgullosa de 3 hijos que son mi horizonte. También tenemos familia extendida con 2 niños de mi esposo, los cuales comparten con nosotros. Siempre digo que tengo 5 niños y los quiero y trato de igual manera cuando están todos juntos. Hemos viajado a diferentes instalaciones militares, Fort Sill, Oklahoma, Lackland AFB/Sam Houston, San Antonio, Texas, Fort Jackson, South Carolina, Fort Lewis, WA, Landstuhl, Germany, Fort Eustis, Virginia, Fort Buchanan, Puerto Rico, Fort Bragg, North Carolina, Fort Wainwright, Alaska, Macdill AFB, Tampa FL, Fort Benning, Georgia. Durante esta travesía completé una cantidad de entrenamientos, aprendí y adquirí muchas destrezas las cuales hoy  día me han abierto muchas oportunidades y me han enseñado a ser valiente, desenvolverme independientemente, adaptarme a los cambios y sobrevivir separaciones. He aprendido cómo cuidarnos y apoyarnos los unos a otros durante la ausencia del soldado y mantenernos unidos en todo momento. La experiencia ha sido bien gratificada y llena de bonitas experiencias para todos nosotros. Hemos hecho muchos amigos y conocido miles de personas de todo el mundo con las que todavía mantenemos contacto por las redes sociales y continuamos apoyándonos desde la distancia.

Mothers Day Militar Mom

Desde el 2003 trabajo en Hospitales Militares como civil del Army en el área de servicio al cliente en cada instalación donde nos ubicamos. Me encanta hacer trabajos voluntarios para la escuela de mis hijos y para la comunidad militar e hispana local. Siempre estoy involucrada dirigiendo grupos de familias y niños en la iglesia o unidades militares, también participamos con nuestros niños en clubs como Girls & Boy Scouts, deportes, eventos locales y militares. Siempre nos mantenemos ocupados y activos para bajar esa tensión diaria. Me apasiona ayudar a los demás, compartir información y recursos disponibles para que las personas se desenvuelvan y puedan salir hacia adelante. También me gusta escuchar y aconsejar a las personas, me pongo “en los zapatos de las personas” porque no es fácil estar lejos de los familiares, la cultura, tradiciones y el idioma. Nuestra vida está llena de sacrificios: de servir y esperar, especialmente superando la ausencia del soldado, Militar Mom Mothers Daydesplazamientos, enfermedades, incertidumbre, responsabilidades de criar sola a los niños, dificultades o algún evento inesperado. Todas las experiencias vividas las comparto y le digo a las personas que hay que ser valientes, encomendarse a Dios, orar y nunca perder la fe, más cuando se tiene hijos que hay que cuidar y cuidarse a uno mismo.  Dentro de la rutina y vivencias de la vida militar asumimos la disciplina de los hijos, el darles mucho amor, atención, abrazos, escucharlos y estar ahí presente dándoles el ejemplo de nunca rendirse ante las adversidades de la vida. Nuestro mundo es diferente y diverso comparado a un mundo normal. Estamos acostumbrados a hacer las cosas solos sin molestar a nadie. Por las experiencias que pasamos nos volvemos resistentes cuando no tenemos un sistema de apoyo accesible, somos independientes. Por eso es bien importante mantener relaciones entre familias, amigos y la comunidad, porque siempre necesitamos ese apoyo para sentirnos parte de la sociedad en momentos donde nos encontramos solos y apartados del mundo. Una palabra o una llamada hace la diferencia al igual que una visita durante momentos de necesidad o durante episodios de trastornos post-traumáticos por efectos de la guerra y los desplazamientos.

En estos momentos mi esposo está a punto de culminar su carrera militar con 21 años de servicio en el Army. Estamos bien orgullosos de su servicio y sacrificio. Este año abrimos un nuevo capítulo en nuestras vidas y planeamos hacer muchas cosas divertidas con los niños, a la vez recuperar ese tiempo de separación y re-conectar con nuestros familiares. Gracias a todas las madres que día a día luchan y se sacrifican por sus familias, a mi madre querida por ser un ejemplo de fuerza y fe, a todas las madres que ejercen el rol doble de mamá y papá y las que están embarazadas esperando por ese momento tan especial de traer su bebé al mundo. El trabajo de una madre es incansable no importa en que parte del mundo te encuentres o cual es el rol que desempeñas como militar, madre, esposa, hija, amiga, compañera, consejera, entre otros. Tu existencia de mujer en la faz de la tierra es única y especial. En este día te celebramos a ti.

¡Felicidades a todas las mamás del mundo!

¡Piccolo blog cumple cinco años!

Piccolo Mondo PR

Somos una familia bloguera

Reflexiono en lo rápido que ha pasado el tiempo desde que nacieron mis hijos y desde que fundé este blog en febrero de 2010 para complementar el proyecto de vídeos que inicié en el 2008. Me gusta recordar lo que hemos hecho juntos y cómo cuidando a mis hijos en casa cuando eran bebés decidí crear este proyecto. Recuerdo que según las edades que tenían mis chiquillos era el estilo de vídeos o fotos que compartía en las redes a través de Piccolo Mondo. Cuando estaba en casa con mis hijos preescolares jugábamos mucho con la imaginación creando fantasías y hacíamos muchas actividades dirigidas a su edad. Nuestros juegos para aprender canciones, palabras, números, colores y crear manualidades forman una etapa de nuestras vidas registrada en nuestros vídeos. Según han crecido mis hijos hemos seguido haciendo cosas nuevas, muchos paseos de aventuras y proyectos creativos en el hogar. Mis hijos siempre aprenden de las actividades que hacemos y a veces nos gusta retroceder y ver nuestros primeros vídeos que disfrutamos aún más por los cambios en el crecimiento de los chicos.

El proyecto Piccolo Mondo ha ido cambiando según los años y las etapas de nuestra familia. Por ejemplo, en los pasados dos años hemos tenido un enfoque de hacer viajes y de registrar actividades que hacemos o vivimos como familia (vlogs).

Muchas veces me habían preguntado qué va a ser Piccolo Mondo cuando mis hijos crecieran. La respuesta con los años me demuestra que este proyecto no es sólo mío, sino de mi familia. Mis hijos, mi esposa y yo, somos los creadores de Piccolo Mondo. Quiero que este proyecto lo vean como la creación de una familia, un espacio donde no solamente yo, sino toda mi familia tiene participación y se expresa. Mis hijos quieren compartir sus experiencias por las redes y disfrutamos juntos de las ocurrencias e inventos de cada uno.

A PiccoloMondo le dedicamos cada día un ratito de nuestros inventos, ideas entretenidas o actividades juntos, a pesar de las rutinas con las que tenemos que cumplir diariamente teniendo Mariel y yo, empleos a tiempo completo fuera del hogar y  tareas que atender en el hogar y con la educación de los niños.  A pesar de lo ocupados que estamos, siempre sacamos espacio para la diversión, para documentarla y compartirla con ustedes pues, además las narraciones de nuestras experiencias, las fotos y vídeos son una bitácora de nuestras vidas, un “álbum” de memorias de esos buenos momentos que pasamos en familia.

Mariel Quiñones Mamá Piccolo

MARIEL

Mi esposa ha estado ayudándome en este proyecto desde el principio. Mariel, es la mamá bloguera, ella es la que redacta la mayor parte del contenido de Piccolo Mondo PR y es mi complemento para poder comunicarles a ustedes nuestras experiencias.

Mariana

MARIANA

Mi pequeña modelo se está iniciando en el video -blogging con sus tutoriales de artes y manualidades que ha aprendido y compartido a través de los vídeos.

Guillermo

GUILLERMO

Mi chiquillo ha mostrado interés en hacer vídeos y le gusta aparecer en cámara, además, sugiere ideas para nuestras fotos creativas y pronto estará haciendo reseñas de juguetes y juegos, entre otras cosas.

Piccolo Mondo PR

Somos un proyecto familiar donde todos participamos y nos involucramos. Encontrarás la opinión y experiencias de papá, mamá y los niños. He soñado con que este proyecto trascienda de ser el de un papá bloguero a ser el de una familia bloguera. Me llena de alegría ver que esto ya es una realidad. Siempre buscamos la manera de entretener y compartir actividades con los chiquillos que sean beneficiosas para nuestros seguidores o lectores. Continuamos inventado y buscando maneras divertidas de compartir las cosas a través de las redes. Nos gusta mucho lo que hacemos y lo hacemos con mucho amor. No somos los padres perfectos, pero nos esforzamos en llevar el importante mensaje de amar a nuestros hijos y estar junto a ellos en su crianza, pues así tendremos a adultos más sensibles y comprometidos en el futuro.

Somos Piccolo Mondo PR, el “pequeño mundo” de una familia puertorriqueña que se expresa y comparte sus vivencias a través de las redes. Somos un papá y una mamá blogueros y nuestros dos hijos que nos acompañan. Esperamos que sigan disfrutando de nuestras historias y aventuras, porque nuestro fin es compartir e inspirar, especialmente a las familias.

Gracias a Jonathan Añez de 598studio por nuestras nuevas fotos familiares.

Para mamá, su bebé es la sorpresa de conocer la vida – Sorteo

guillo bebe

Cuando somos madres por primera vez vivimos una de las etapas más hermosas de nuestra vida. Esos pequeños angelitos que se convierten en nuestros hijos nos hacen sorprendernos ante el milagro de la vida. Nuestros bebés nos hacen maravillarnos del primer llanto, sus primeros momentos de sueño, la primera mirada, el primer consumo de alimento, la primera sonrisa, la primera carcajada y todo lo que va haciendo en el transcurso del desarrollo de sus sentidos y la expresión de sus emociones. Las madres hemos experimentado con gran emoción todos los progresos en el desarrollo de nuestros hijos en sus primeros años de vida. Algunas los han registrado en libros de recuerdos y fotos. Recuerdo la imagen de la primera carcajada de mi hija y los primeros pasos que dio. Entre todos los momentos con mis bebés, los más que disfruté fueron los momentos de lactancia y cuando los bañaba. Uuuum, qué rico olían después del baño y ¡cómo disfrutaban del agua! Me encantaba verlos desnuditos y peinaditos con aceite de bebé.

¡Qué lindos y tiernecitos se ven nuestros bebés después del baño!

Comparte con nosotros ese momento que atesoras con tu bebé, a través de unas breves líneas en este ‘post’ y estarás participando en el sorteo de una canasta con productos de belleza cortesía de JOHNSON’S Baby para tí y tu bebé. Tienes hasta el 10 de mayo de 2014 para participar. El ganador se anunciará el 11 de mayo. Sorteo limitado para Puerto Rico.

Canasta jj

Sorteo 5/11/14Sorteo Random.org

  1. Gilmarie
  2. Edith Tapia
  3. Econaturista
  4. Rosa
  5. Yamilet Rosario 

 

 

*Este post es parte de una alizanza con JOHNSON’S® Baby Puerto Rico. Todas las opiniones son de PiccoloMondoPR.