La historia de una mamá “Homeschooler”

ESTUDIANDO

Con motivo del Día de las Madres, al igual que en años anteriores, decidimos invitar a una madre de nuestro entorno a escribir sobre su experiencia de maternidad. Compartimos la historia de María (Lennie) Machuca, mamá que educa a sus tres hijos en el hogar.

El tiempo pasa volando. No puedo creer que hace 10 años era apenas una novata en el homeschool. Aún recuerdo los primeros días de esta aventura como si hubiera sido ayer.  Mi hija mayor estaba en segundo grado y en un par de semanas se graduará de Cuarto Año.  Esta aventura de educar en casa a mis hijos ha sido una gran bendición para nuestra familia. Un camino, que aunque arduo, ha estado lleno de grandes recompensas.

Educar en casa o hacer homeschool se ha convertido para nosotros más que en una alternativa educativa, en un estilo de vida. Me siento más que agradecida en ver crecer a mis hijos y acompañarlos en cada etapa de sus vidas.  Aprender juntos y disfrutar sus logros tanto grandes como pequeños, es algo que como madre atesoro y no cambiaría por nada.

IMAG2695

Ser mamá y maestra tiene un gran valor y responsabilidad.  Al principio me veían solamente como mamá y tuve que recurrir a diferentes recursos para lograr ver el momento en que no existe distinción entre ambos roles y que el aprendizaje fluye como algo natural.  Aunque separamos varias horas al día para dedicarnos a la educación formal, la verdad es que el proceso de aprendizaje nunca se detiene. De mi afán por lograr que mis hijos nunca perdieran ese amor innato al aprendizaje con el que todos nacemos, surge mi blog Aprendizaje Divertido. En él comparto ideas, estrategias y recursos que utilizo con ellos para lograr que disfruten aprender.

IMG_3373

En el camino hemos vivido muchas aventuras juntos. Recuerdo con nostalgia el tiempo en que tuvimos el programa Con Ojo Pequeño en mi canal de YouTube.  Compartimos de una manera diferente al ser un esfuerzo colectivo como familia.  También, descubrimos algunas de sus pasiones como lo es la actuación.

Luego de tantos años educando en casa, miro atrás y me regocijo con el presente.  Pero esta aventura no termina.  Aunque mi hija muy pronto terminará sus estudios de escuela superior y comenzará una nueva etapa, tenemos muchos planes de cómo seguir aprendiendo y compartiendo en familia.

18472333_1546112108772365_1667183046_o

Ser madre homeschooler es para mí un orgullo y un privilegio, que además, me ha convertido en mejor persona y me ha permitido disfrutar de mi familia y aprender juntos. Lograr que mis hijos sean autodidactas, que disfruten la lectura, que cultiven sus talentos, que se preocupen por el prójimo, sean buenas personas y quieran hacer de este mundo un lugar mejor; me llena de orgullo y satisfacción.  Y no es que estas cosas no se puedan lograr si no educas en casa sino más bien el haber estado en el proceso día a día y verlos crecer, es para mí una gran razón para sentirme afortunada.

La historia de una mamá y su manada

20160323_141853_resized

Con motivo del Día de las Madres, al igual que en años anteriores, decidimos invitar a una madre de nuestro entorno familiar a escribir sobre su experiencia de maternidad. Compartimos la historia de Iris Lugo, Cubmaster de la Manada 432 de Niños Escuchas Concilio de Puerto Rico adscrita a la Estación Experimental Agrícola de la UPR en Gurabo. Iris es una profesional y madre ejemplar que se ha capacitado para asumir la gran responsabilidad de liderar a un grupo de niños y ser recurso de apoyo para muchas familias que como meta común desean impactar la vida de sus hijos con una formación basada en valores, amor a la naturaleza, destrezas para la vida y liderazgo que provee el programa de Niños Escuchas de América.

Desde pequeña siempre sentí inclinación por las actividades al aire libre. Todo aquello que una tradicional niña no tiende a realizar con frecuencia. Lo mío eran los campamentos, las caminatas, trepar árboles y explorar cada rincón y recoveco en el que me pudiera meter. En fin, lo que llaman una “tomboy”. Habiendo crecido en una familia escutista, este tipo de actividades nunca faltaban en mi hogar. Mi padre era Cubmaster de una Manada de Boys Scouts y cada salida era una nueva aventura a vivir una maravillosa experiencia. Y así crecí, viviendo bajo esa filosofía, pensando que cuando fuera mayor, mis hijos vivirían las mismas experiencias y amarían la naturaleza tanto como la amo yo.

20151025_115408_resized

Ahora, tengo el orgullo de decir que tengo dos maravillosos scouts que amo con todo el corazón. Lo que nunca me pasó por la mente es que yo terminaría siendo su líder y mucho menos “La Cubmaster”. Lo que comenzó como una oportunidad para brindarles a mis hijos unas experiencias diferentes, terminó ocupando una gran parte de mi vida sin darme cuenta. Las razones por las que inscribí a mis hijos en los scouts, no son las razones por las que están ahora. Yo quería que ellos disfrutaran de campamentos y caminatas, pero decubrí de adulta, que el escutismo es mucho más que eso.

20151212_094533_resized

Ser Cubmaster de una Manada de Boys Scouts es una labor ardua, que conlleva mucha dedicación, tiempo y esfuerzo. No fue una posición que pedí, fue una oportunidad que llegó a mí sin esperarla y que acepté en total desconocimiento de lo que significaba. Al aceptar dicha posición, me convertí automáticamente en la mamá de otros 30 a 40 chicos más. No solo era madre de los míos, si no la madre de todos. ¡Wow! ¡Qué tremenda responsabilidad¡ ¡Y ahora que hago Dios mío! Me pregunté eso muchas veces y moría de miedo de solo pensar que todos estos niños me estarían mirando a mí como un ejemplo. Que mis acciones y mis palabras podrían marcar la vida de cualquiera de estas criaturas negativa o positivamente. Es un pensamiento aterrador. Muchas veces como padres nos preguntamos si estamos haciendo lo correcto con nuestros hijos, imagínense eso mismo pero con otros 30 más. Pero a medida que pasó el tiempo, descubrí que no hay mejor filosofía de vida para enseñarle a nuestros hijos que la se vive en el escutismo.

20160402_125753_resized

Los valores, las experiencias, las amistades que se aprenden y se crean en esta gran familia son únicas y no hay manera de explicarlas hasta que se viven en carne propia. El escutismo para cada persona es diferente y unos lo viven con más o menos intensidad que otros. Pero para mí, ha sido la experiencia de mi vida. Ser Cubmaster me brindó una oportunidad única de poder hacer la diferencia en nuestra juventud en una etapa de sus vidas donde uno puede hacer un verdadero cambio en una juventud que crece de manera aislada, a veces violenta o retraída, metida en vídeo juegos o celulares sin darse cuenta de lo que ocurre a su alrededor. Frente a mis ojos he visto pasar ya varios grupos cuyas experiencias vividas en el escutismo los ayudaron a sobrepasar obstáculos, vencer miedos, mejorar actitudes y ser los líderes que nuestro mundo nescesita. Pero más sorprendente aún es tener padres acercándose para decirte que no conocían el potencial que tenían sus hijos o que no se habían dado cuenta de todo el talento que poseen.

20151024_212353_resized

A pesar de todo el trabajo y de todo el tiempo que ser Cubmaster me toma, nunca me arrepiento por que sé que estoy haciendo la diferencia, que estoy poniendo un granito de arena para lograr un cambio tan necesitado en nuestra sociedad. Cada vez que veo a uno de mis chicos (por que también todos son mis hijos) aprender algo tan sencillo como correr bicicleta, venciendo el miedo a caer, pararse a hablar frente a un público y contar una historia, el tomar el liderazgo de una reunión y trabajar en equipo para lograr un fin común; me llena de tanto orgullo. Cada uno es especial y cada uno significa tanto para mí que no hay manera de explicarlo. Saber que las palabras llegan y que los valores se aprenden, me hace sentir que todavía hay esperanza y que podemos lograr un mejor mañana para nuestro planeta. Lo que empezó para mí como una aventura, es ahora mucho más que eso. Es amor, es un estilo de vida, es una forma de brindar a nuestros chicos lo mejor que le podemos ofrecer. Así como lo viví de pequeña, lo vivo ahora de adulta, por que ahora entiendo esa manera particular que tiene el escutismo de enseñar a través del juego, los valores, el aprendizaje y las experiencias que hacen la diferencia para lograr un mundo mejor.

Maquillada por mis hijos

Agradezco que soy una mujer afortunada de tener una familia, un esposo que me complementa y dos hermosos hijos que son mi mayor alegría y motivación.  Si puedo aportar de alguna manera a mejorar la vida de otras personas, estaré más que orgullosa de poder hacerlo.  Hoy les comparto cómo en una sesión fotográfica, a la que fui invitada por Neutrogena®, para un editorial del día de las madres, fui sorprendida por dos maquillistas muy especiales: ¡mis dos retoños Mariana y Guillermo Andrés! Fui maquillada por mis hijos y les presento el vídeo de la linda experiencia. Nunca le había dado a mis hijos la oportunidad de maquillarme así que fue algo muy divertido.  ¡Se botaron con el maquillaje que me hicieron para “una fiesta”! Lo más bonito de esta experiencia es que si miras el vídeo estarás aportando a que la marca Neutrogena® realice una donación a la Casa Protegida Julia de Burgos. Es una satisfacción poder ayudar a llevar paz a las vidas de otras familias.

Ayúdanos compartiendo el vídeo copiando el enlace:

#MaquilladaPorMisHijos #NeutrogenaPR  http://www.maquilladapormishijos.com/

El mundo diverso de una madre militar

Militar Mom Mothers Day

Con motivo del Día de las Madres, al igual que en años anteriores, decidimos invitar a una madre de mi familia a escribir sobre su experiencia de maternidad. Compartimos la historia de mi hermana Marta Ileana Sánchez, una madre ejemplar que ha llevado su vida familiar en el servicio militar.

Para las mujeres en la milicia o casadas con militares no es fácil mantener todos los roles que desempeñamos, nos dividimos para cumplir cada rol de forma incondicional. Somos mujeres luchadoras, llevamos la responsabilidad del hogar en todas las facetas y la crianza de nuestros hijos cuando el soldado se encuentra ausente por motivos de trabajo. La vida militar nos ofrece beneficios, oportunidades, nuevas experiencias, retos, pero a la vez enfrentamos desplazamientos, mudanzas, cambios constantes y estrés.

Ingresé en la carrera militar en el año 2000 cuando terminé mis estudios universitarios en la Inter de Bayamón con un Bachillerato en Biología. La decisión de salir de mi país hacia los Estados Unidos fue para buscar un mejor futuro, oportunidades de empleo y aprender el idioma inglés. Serví en el ejército por 8 años con dignidad, orgullo y en representación de mi Isla. Culminé mi carrera con el rango de Sargento/ E-5 en el año 2009. Estoy orgullosa de ser la primera mujer en mi familia que siguió la carrera militar de mi abuelo paterno Corporal/ E-4 Godofredo Sánchez, Florida PR (1932 -1997). Siempre admiré el servicio militar de mi abuelo y cuando lo acompañaba a sus citas al Hospital de Veteranos me compartía su experiencia como soldado durante de la Guerra de Korea (1950 – 1953). También me identifico con mi abuela Gladys Cintrón (1936 -1989), tuvo que criar a sus hijos sola durante la guerra, estando embarazada de mi padre Francisco.

Madre Militar

Actualmente soy esposa militar de un soldado activo de la rama del Army. Llevamos 13 años de casados y soy una madre orgullosa de 3 hijos que son mi horizonte. También tenemos familia extendida con 2 niños de mi esposo, los cuales comparten con nosotros. Siempre digo que tengo 5 niños y los quiero y trato de igual manera cuando están todos juntos. Hemos viajado a diferentes instalaciones militares, Fort Sill, Oklahoma, Lackland AFB/Sam Houston, San Antonio, Texas, Fort Jackson, South Carolina, Fort Lewis, WA, Landstuhl, Germany, Fort Eustis, Virginia, Fort Buchanan, Puerto Rico, Fort Bragg, North Carolina, Fort Wainwright, Alaska, Macdill AFB, Tampa FL, Fort Benning, Georgia. Durante esta travesía completé una cantidad de entrenamientos, aprendí y adquirí muchas destrezas las cuales hoy  día me han abierto muchas oportunidades y me han enseñado a ser valiente, desenvolverme independientemente, adaptarme a los cambios y sobrevivir separaciones. He aprendido cómo cuidarnos y apoyarnos los unos a otros durante la ausencia del soldado y mantenernos unidos en todo momento. La experiencia ha sido bien gratificada y llena de bonitas experiencias para todos nosotros. Hemos hecho muchos amigos y conocido miles de personas de todo el mundo con las que todavía mantenemos contacto por las redes sociales y continuamos apoyándonos desde la distancia.

Mothers Day Militar Mom

Desde el 2003 trabajo en Hospitales Militares como civil del Army en el área de servicio al cliente en cada instalación donde nos ubicamos. Me encanta hacer trabajos voluntarios para la escuela de mis hijos y para la comunidad militar e hispana local. Siempre estoy involucrada dirigiendo grupos de familias y niños en la iglesia o unidades militares, también participamos con nuestros niños en clubs como Girls & Boy Scouts, deportes, eventos locales y militares. Siempre nos mantenemos ocupados y activos para bajar esa tensión diaria. Me apasiona ayudar a los demás, compartir información y recursos disponibles para que las personas se desenvuelvan y puedan salir hacia adelante. También me gusta escuchar y aconsejar a las personas, me pongo “en los zapatos de las personas” porque no es fácil estar lejos de los familiares, la cultura, tradiciones y el idioma. Nuestra vida está llena de sacrificios: de servir y esperar, especialmente superando la ausencia del soldado, Militar Mom Mothers Daydesplazamientos, enfermedades, incertidumbre, responsabilidades de criar sola a los niños, dificultades o algún evento inesperado. Todas las experiencias vividas las comparto y le digo a las personas que hay que ser valientes, encomendarse a Dios, orar y nunca perder la fe, más cuando se tiene hijos que hay que cuidar y cuidarse a uno mismo.  Dentro de la rutina y vivencias de la vida militar asumimos la disciplina de los hijos, el darles mucho amor, atención, abrazos, escucharlos y estar ahí presente dándoles el ejemplo de nunca rendirse ante las adversidades de la vida. Nuestro mundo es diferente y diverso comparado a un mundo normal. Estamos acostumbrados a hacer las cosas solos sin molestar a nadie. Por las experiencias que pasamos nos volvemos resistentes cuando no tenemos un sistema de apoyo accesible, somos independientes. Por eso es bien importante mantener relaciones entre familias, amigos y la comunidad, porque siempre necesitamos ese apoyo para sentirnos parte de la sociedad en momentos donde nos encontramos solos y apartados del mundo. Una palabra o una llamada hace la diferencia al igual que una visita durante momentos de necesidad o durante episodios de trastornos post-traumáticos por efectos de la guerra y los desplazamientos.

En estos momentos mi esposo está a punto de culminar su carrera militar con 21 años de servicio en el Army. Estamos bien orgullosos de su servicio y sacrificio. Este año abrimos un nuevo capítulo en nuestras vidas y planeamos hacer muchas cosas divertidas con los niños, a la vez recuperar ese tiempo de separación y re-conectar con nuestros familiares. Gracias a todas las madres que día a día luchan y se sacrifican por sus familias, a mi madre querida por ser un ejemplo de fuerza y fe, a todas las madres que ejercen el rol doble de mamá y papá y las que están embarazadas esperando por ese momento tan especial de traer su bebé al mundo. El trabajo de una madre es incansable no importa en que parte del mundo te encuentres o cual es el rol que desempeñas como militar, madre, esposa, hija, amiga, compañera, consejera, entre otros. Tu existencia de mujer en la faz de la tierra es única y especial. En este día te celebramos a ti.

¡Felicidades a todas las mamás del mundo!

Para mamá, su bebé es la sorpresa de conocer la vida – Sorteo

guillo bebe

Cuando somos madres por primera vez vivimos una de las etapas más hermosas de nuestra vida. Esos pequeños angelitos que se convierten en nuestros hijos nos hacen sorprendernos ante el milagro de la vida. Nuestros bebés nos hacen maravillarnos del primer llanto, sus primeros momentos de sueño, la primera mirada, el primer consumo de alimento, la primera sonrisa, la primera carcajada y todo lo que va haciendo en el transcurso del desarrollo de sus sentidos y la expresión de sus emociones. Las madres hemos experimentado con gran emoción todos los progresos en el desarrollo de nuestros hijos en sus primeros años de vida. Algunas los han registrado en libros de recuerdos y fotos. Recuerdo la imagen de la primera carcajada de mi hija y los primeros pasos que dio. Entre todos los momentos con mis bebés, los más que disfruté fueron los momentos de lactancia y cuando los bañaba. Uuuum, qué rico olían después del baño y ¡cómo disfrutaban del agua! Me encantaba verlos desnuditos y peinaditos con aceite de bebé.

¡Qué lindos y tiernecitos se ven nuestros bebés después del baño!

Comparte con nosotros ese momento que atesoras con tu bebé, a través de unas breves líneas en este ‘post’ y estarás participando en el sorteo de una canasta con productos de belleza cortesía de JOHNSON’S Baby para tí y tu bebé. Tienes hasta el 10 de mayo de 2014 para participar. El ganador se anunciará el 11 de mayo. Sorteo limitado para Puerto Rico.

Canasta jj

Sorteo 5/11/14Sorteo Random.org

  1. Gilmarie
  2. Edith Tapia
  3. Econaturista
  4. Rosa
  5. Yamilet Rosario 

 

 

*Este post es parte de una alizanza con JOHNSON’S® Baby Puerto Rico. Todas las opiniones son de PiccoloMondoPR.

La historia de una “madre soltera”

Madre & Hija

En conmemoración del Día de las Madres, desde el año pasado hemos decidido invitar a las madres de mi familia a escribir en nuestro blog, con el propósito de escuchar y aprender de ellas lo que conlleva ese rol tan trascendental en sus vidas. La invitación de este año fue hecha a mi prima Normarie Matos Sánchez, una valiente y esmerada madre de nuestra familia, que se ha gozado su maternidad enfrentando los retos de ser mamá soltera.

Por Normarie Matos Sánchez

¿Elección, decisión obligada, modo de vida? Cualquiera que sea la razón, nunca se está preparada para ser madre soltera, mucho menos para “llevar los pantalones” sola o para intentarle explicar a tu hija porqué tiene tus mismos apellidos.

Una vez me preguntó, a sus 4 años, muy insistentemente, por qué, por qué, por qué su papá no estaba con nosotras. Le enseñé una puerta golpeada, un cristal roto y le pregunté si eso era bonito, ella dijo: “claro que no”. Una gran amiga me dijo: “por qué no le recordaste que existen los ogros y las princesas.” Le dije que eso mismo era lo que quería yo evitar, quería que mi hija supiera desde tan temprano como pudiera su razón entender, que el mundo real es muy diferente a lo que nos pintan los cuentos de hadas, pero que las decisiones que tomamos es porque queremos que el “vivieron felices por siempre” sea una realidad por la cual trabajamos todos los días. Por esa misma felicidad, es que opté por hablarle de frente siempre, contestar sus preguntas de una manera saludable y demostrarle siempre que mamá hace las cosas con mucho esfuerzo, a veces sacrificando otras que para ella son prioridades y sobre todo manteniendo una red de apoyo que va desde el cuido extendido hasta los viernes de oficina.

Dentro de esa red de apoyo, desde muy temprano en su vida, sus abuelos (mis padres), Tita y Abu, han tomado un rol medular. Consagrándose a ella el día de su bautismo, volviéndose maestros y guagua escolar cuando tengo que viajar por trabajo o simplemente declarando a Cataño territorio neutral donde los castigos no aplican. Por ese ejemplo es que he podido ser una mejor madre y me ha enseñado a poder mantener ese balance necesario para cumplir con mi rol de mamá siendo una buena profesional.

Día de Mamá
Sin embargo, esa red de apoyo con mi hija es mucho más grande: la Titi (mi hermana) que tuvo que emigrar, pero que le enseñó lo que son las uñas, el pelo y verse “fashion” y todavía gracias a Skype la pone en su lugar; o su papa César (mi cuñado) que la trata como a otra hija más. Mi primo hermano Frankie y su esposa Titi Milka, con quienes me vino la idea del #comboagrandado, pero no para vacilarnos a #mischiquillosyyo, sino para que mi Lala sintiera siempre la compañía de los hermanos que no tiene, los  brazos amorosos de Saki y alguien que le entiende su maranta de rizos mejor que nadie. Son muchas las personas a quienes agradecer: Titi Lisa, Millie, Tio Frankie y Marta, Titi Minerva, Zahira y Shira y cuántas más que comparten su amor con mi hija y hacen que esto de ser “madre soltera” sea sólo un título.
Carta para mamá
No tengo la fórmula perfecta, tampoco me gusta no ir de frente con la verdad, trato de mostrarle lo hermosa que puede ser la vida cuando vivimos en fe y en amor, pero también le he mostrado cómo tirarse al piso cuando oye tiros cerca de casa, cómo reaccionar ante emergencias y qué consecuencias trae no estudiar.
No quiero ser su filtro, quiero que vea el mundo desde su perspectiva, que luche por sus ideales y lo que cree y que no se deje amilanar por nada ni nadie. Quiero que entienda que las decisiones que tomamos, tienen sus consecuencias y que todo acto, bueno o malo, viene como un resultado de las mismas. Así que no podemos culpar a nadie, somos resultado de lo que nosotros mismos escogemos.

Ser madre soltera me ha dado la satisfacción de ser un poco egoísta en el mejor sentido de la palabra, disfrutando de un amor casi exclusivo, de dormir abrazada, de amar sin miedo, de dar desinteresadamente, de sacar lo mejor de mi y de reinventarme, de luchar cada día intensamente y no dar nada por sentado. También me ha dado la oportunidad de dejar mi huella, de enseñar lo grande que es el amor de Dios y cómo se manifiesta en sus hijos, en la naturaleza, en el arte y de forjar un ser humano con valores y principios que pueda aportar a este mundo.

Espero así que el “vivieron felices por siempre”, sea posible en nuestra historia de humanos y también contada en el país de las hadas…

“Lo que es ser madre” Por: Mami

mami y yo

Mi hijo menor, quiere que escriba sobre cómo ha sido mi vida siendo Madre.

Pues, antes de ser Madre, fui hija.  Quise compensar a mi Madre con mis cuidados y amor, obsequiándole momentos alegres e inolvidables para ella y para mí. Que siempre que estábamos juntas, los recordábamos, reíamos y terminábamos con abrazos y besos, tan inolvidables. QDP

Gracias a Dios, conocí a un hombre muy especial, que ha sido el  esposo ideal, que siempre soñé y que me hizo ser MADRE, tu padre. Hoy día soy una Madre muy orgullosa y realizada porque mis tres hijos lograron ser más que yo.

Los valores, el instinto maternal, las preocupaciones, los desvelos, llorar en muchas ocasiones de alegría y sonreír aún en los momentos difíciles, servir de niñera, maestra, cocinera, lavandera, médico y abogada, me hizo crecer. Entregar mi amor y tiempo aun cuando era tiempo de descanso, cuando necesitaban que mami los acompañara en la cama un ratito para platicar cualquier hazaña del día en las buenas y malas, que fue nuestro lema, porque también fui confidente.

Hoy día me han dado mucho, 7 nietos (4 niñas y 3 niños) de los que trato de pasar temporadas individuales con las tres familias porque he aprendido que los cinco dedos de la mano no son iguales, y que cada uno es diferente. Pero cuando estamos todos juntos somos una GRAN FAMILIA, nos queremos mucho.

Familia Nietos

Solamente quiero recordarles que no cuando las madres están viejas hay que retribuir parte de lo que una MADRE (PADRES) han hecho en sus vidas, porque desde que se van del hogar a vivir su independencia para formar una Familia, desde ese momento, es que los hijos empiezan a devolverle a los Padres lo que ellos vivieron con ellos.

Una llamada, un fuerte abrazo, un beso, un “te quiero” y lo más que me gusta: “Mami voy para allá, hazme algo rico de comer, de lo que tú haces, tú sabes mami”.  Estas cositas llenan el alma y que te puedas dar cuenta cuando estemos envejeciendo, que vamos a necesitar amor y paciencia.

El amor de una madre es para siempre.

 DIOS TE BENDIGA, MAMI

Marta Lozada Rivera
Hija / Madre / Abuela

REGALO PARA MAMÁ

Regalo para Mama PiccoloMondoPR

“Mamá quiero agradecerte que estés en mi vida. Que puedo contar contigo en momentos difíciles y compartir mis alegrías. Gracias Mamá por ser mi amiga y el más apreciado tesoro. Gracias por llenar mi vida con tanta felicidad y lograr que fuera el padre que soy ahora.”

Es el mejor regalo

Cuando llega el día de la madres tratamos de sorprender a Mamá con un regalo diferente y creativo. Qué mejor ayuda para crear ese regalo especial que los chiquillos.

Aquí algunas ideas creativas que puedes crear con los chiquillos para obsequiar a mamá en el día de las madres:

  • Puedes dejar que los niños pinten un canvas y luego lo enmarcan para ponerlo en algún lugar del cuarto y sorprenderla.
  • Una postal en cartulina con recortes de fotos de momentos con mamá, con varios mensajitos y detalles de los chiquillos y Papá
  • Conseguir alguna foto de Mamá contigo cuando eras bebé y enmarcarla con una palabra que diga GRACIAS MAMÁ!!!
  • Puedes crear algún ‘slide’ de fotografías o un vídeo con muchos momentos para recordar, para que lo vea ese día, se lo entregan en un disco DVD.

Sé creativo y busca una manera de regalar algo diferente que le transmita a mamá muchos sentimientos y memorias de lo que significa Mamá para nosotros. Debemos  enseñarle a nuestros chiquillos la importancia de que todos los días son días especiales para mamá y que hay que regalar mucho amor  por todo lo que hacen por nosotros todos los días. Decirle siempre “Gracias Mamá”.

POEMAS POR NIÑOS PARA MAMÁ:

http://www.elhuevodechocolate.com/poesias/poesia12.htm

PARA MAMÁ

DIA DE LAS MADRES

Madre, eres la flor
que ha nacido en mi jardín
mas hermosa que un jazmín
por tu maravilloso color.

Te recuerdo con amor
porque para mi has sido,
del mundo lo mas querido
de mi vida, la mas hermosa,

La mas bella de las rosas
de mi jardín florecido.

FELICIDADES.